Inicio / Bolsa Estados Unidos / ¿Puede el cambio de modelo empresarial de EEUU justificar la alta valoración del PER de Shiller?

¿Puede el cambio de modelo empresarial de EEUU justificar la alta valoración del PER de Shiller?

Las medidas de valoración, como el PER de Shiller o CAPE muestran que las acciones estadounidenses son tan caras como lo eran durante la burbuja de las puntocom, y se encuentra, en términos de valoración, por encima de 1929. Sin embargo, algunos analistas afirman que estas las valoraciones pueden estar justificadas por el cambio de modelo empresarial del índice S&P500. 


Eso se debe a que las empresas más grandes ahora son impulsadas por la propiedad intelectual, no por la manufactura, lo que complica el uso de métricas de valoración más antiguas para nuevos tipos de empresas. Algunas de las medidas seguidas de cerca de las valoraciones técnicas muestran que son demasiado caras, y para algunos inversores, apuntan a problemas en está medición.

La base de la economía estadounidense ha pasado de ser manufacturera e intensiva en capital a ser intelectual. Si se piensa en los beneficios de precios ajustados cíclicamente, el marco intelectual que se ha desarrollado implica una inversión física. Cuando se trata de propiedad intelectual – y eso es lo que crea valor actualmente – algunos de los conceptos más antiguos son algo redundantes.

Pensemos en las cinco empresas estadounidenses más grandes que cotizan en bolsa por capitalización bursátil. Hace diez años, eran ExxonMobil, General Electric, Total, Microsoft y Citi. Hoy en día, es Apple, Alphabet, Microsoft, Amazon y Facebook. Estas empresas tecnológicas y otras como Netflix han liderado el repunte bursátil de este año, ganando un 38% como sector en el S&P 500, más del doble del índice de referencia. A diferencia de algunas de las compañías más grandes de antaño, no tienen muchas fábricas o equipos de capital.

Incluso Robert Shiller, que ayudó a desarrollar la relación PER de Shiller, ha advertido contra el uso de esta medida de valoración para medir el tiempo del mercado. Los inversores a largo plazo no deberían alarmarse y no deberían evitar las acciones por completo escribió Shiller en el New York Times en marzo. En una entrevista de Fortune, dijo que “estaría inclinado a recomendar” algunas acciones tecnológicas que estaban infravaloradas incluso por la relación CAPE, aunque no especificó cuáles.

El predominio de las empresas de propiedad intelectual no es un fenómeno mundial. British Petroleum, Royal Dutch Shell, HSBC e incluso British American Tobacco se encuentran entre las 10 principales compañías europeas por capitalización de mercado. Sobre la base de la estructura del sector empresarial los índices europeos podrían considerarse como una venta y eso tiene que ver con la naturaleza cualitativa del mercado subyacente.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *