Inicio / Divisas / Pánico en la lira turca!

Pánico en la lira turca!

El viernes por la mañana, la lira turca cayó más de un 20% frente al dólar estadounidense, alcanzando mínimos históricos, lo que amplía la caída en espiral de la divisa en los últimos años. La caída de la lira se ha acelerado dramáticamente en 2018, pero el colapso de un día del viernes eclipsó cualquier caída anterior.

A continuación se muestra un gráfico diario de la lira turca frente al dólar estadounidense  que se inicia en este año (TRY/USD) y el par no sólo ha alcanzado mínimos anuales con un desplome cercano al 50% sinó que se encuentra en mínimos históricos!!!

El constante deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y Turquía en los últimos años ha alcanzado niveles alarmantes, lo que ha supuesto un duro golpe tanto para la economía turca como para su moneda.

Apenas la semana pasada, Washington anunció nuevas sanciones a funcionarios turcos en respuesta a la detención de un pastor estadounidense acusado de apoyar un golpe fallido en 2016 contra el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

Luego, el viernes, justo cuando la lira turca estaba en caída libre, el presidente estadounidense Donald Trump ayudó a exacerbar los problemas de Turquía al anunciar un aumento dramático de los aranceles sobre las importaciones de metales de Turquía.La preocupación por el rápido aumento de la inflación en Turquía -por encima del 15% interanual en julio- no se ha resuelto con las correspondientes subidas de los tipos de interés por parte del banco central del país. El presidente Erdogan ha presionado al banco central para que mantenga los tipos de interés bajos, absteniéndose de llevar a cabo subidas muy necesarias. Un entorno de tipos de interés artificialmente bajos ha contribuido a las continuas presiones adicionales sobre la lira turca.

La masiva obligación de deuda de Turquía con otros países es evidente en el porcentaje extraordinariamente alto de su deuda que está denominada en monedas extranjeras. A medida que la lira sigue debilitándose, esta deuda externa se hace cada vez más difícil y costosa de gestionar para Turquía, lo que debería exacerbar aún más el declive de la moneda. Una inminente crisis de la deuda que podría implicar una solicitud de ayuda turca o un rescate del Fondo Monetario Internacional podría tener importantes repercusiones económicas europeas y mundiales.

El déficit excepcionalmente grande de la balanza por cuenta corriente de Turquía hace que el potencial del país para caer en una grave crisis de la deuda sea aún mayor. Dicho esto, la amenaza global de los problemas de deuda de Turquía es relativamente pequeña. Según el Banco de Pagos Internacionales, la exposición global a los préstamos turcos es de 265.000 millones de dólares, es decir, menos del 1% del total mundial. Aún así, una crisis de la deuda turca podría desencadenar consecuencias desconocidas en toda la ya volátil región.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *