Inicio / Bolsa / Divisas / El índice Big Mac nos muestra un dólar sobrevalorado frente a la libra y el dólar

El índice Big Mac nos muestra un dólar sobrevalorado frente a la libra y el dólar

El dólar estadounidense está en su punto más alto en 30 años, según el índice Big Mac de enero de 2019 del diario The Economist, que mide el poder adquisitivo de las divisas entre sí. La razón de por qué se utiliza el Big Mac reside en que es la hamburguesa estrella de la cadena de comida rápida McDonald’s, es un modelo de negocio fuerte que se compone por siete ingredientes, y se produce de manera casi idéntica en más de 36.000 restaurantes de más de 100 países. 

El indicador del Big Mac se basa en la teoría de la paridad del poder adquisitivo, que dicta que los tipos de cambio reflejan el valor de los bienes que se pueden comprar en cualquier moneda. Compara los precios de los Big Mac’s en diferentes países con el tipo de cambio real entre las monedas para determinar si una moneda está sobrevaluada o infravalorada.

El índice económico irónico muestra que el dólar es más fuerte que la mayoría de las divisas del mundo, incluyendo tanto a los mercados desarrollados como a los emergentes, y que se ha fortalecido desde la última actualización del índice en julio.

Vayamos a los datos… A día de hoy, un Big Mac cuesta 3,19 libras esterlinas en el Reino Unido, mientras que en los Estados Unidos se vende por 5,58 dólares. El tipo de cambio implícito entre ambas divisas sería del 0,57 libras por cada dólar. No obstante, el tipo de cambio real, se encuentra en los 0,78 dólares, lo que sugiere que la libra británica estaría infravalorada en un 27%. En referencia al euro, la devaluación de nuestra divisa sería algo inferior a la británica, un 17%.

Por otro lado, solo hay tres monedas apreciadas frente al dólar: la corona sueca, el franco suizo y la corona noruega. En Suiza, los clientes de McDonald’s tienen que desembolsar 6,50 francos suizos (6,62 dólares), lo que implica que el franco suizo está sobrevalorado en un 19%.

La fortaleza del dólar en 2018 se debió en parte a la demanda relacionada con el refugio, ya que los inversores buscaban seguridad en medio de problemas geopolíticos en otros lugares y la preocupación por las consecuencias de las batallas comerciales entre Estados Unidos y sus principales socios. El endurecimiento monetario de la Reserva Federal también dio un impulso al dólar el año pasado, lo que condujo a un repunte impulsado por los diferenciales de los tipos de interés mundiales, especialmente en el segundo trimestre.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *