Los ETFs en máximos de patrimonio | Bolsa
Inicio / Bolsa / Los ETFs en máximos de patrimonio

Los ETFs en máximos de patrimonio

En un contexto de subidas en los índices bursátiles durante este 2017, liderado por las empresas tecnológicas, los fondos cotizados (ETF) han continuando llenándose en los primeros tres meses de este ejercicio.

Los ETFs ahora representan cerca del 6% del mercado de valores, lo que supone la tasa más alta que nunca se ha registrado. Por su parte,  los fondos de inversión se redujeron a un nivel del 24% sobre el total del mercado, un nivel no visto desde 2004. Esta tendencia se lleva repitiendo en los últimos años debido a que la gestión pasiva está atrayendo las entradas frente a la tradicional gestión activa.

Resultado de imagen de ETF 6% global market cap

La demanda de ETF en 2017 está en camino de superar las compras netas correspondientes a 2015 y 2016 combinados. En contraste, los fondos de inversión fueron vendedores netos de acciones por sexto trimestre consecutivo. Los ETFs compraron 98.000 millones en la renta variable durante el primer trimestre de 2017 -lo que sería una cuota anualizada 390.000 millones de dólares- en comparación con las compras anuales totales de 174.000 millones y 188.000 millones en 2015 y 2016, respectivamente.

A escala global, los ETFs están conquistando al gran público debido a una serie de ventajas frente a los fondos de inversión. Entre estas ventajas tenemos como la más relevante la disminución en los costes de gestión, la flexibilidad como activo y la eficiencia fiscal.  En la búsqueda de la diversificación y la obtención de la beta pura del mercado, muchos inversores se vuelcan con los ETFs sobre índice pasivos, que siguen un índice ponderado.

Un índice ponderado por capitalización es un índice bursátil cuyos componentes individuales se ponderan de acuerdo con el valor de mercado total de las acciones. Como precios de las acciones suben, los valores pueden llegar a encontrarse sobrevalorados. El problema que nos podemos encontrar es que un índice ponderado por capitalización de mercado simplemente aumenta pesos a valores como los precios de aumento, sin tener en cuenta las valoraciones fundamentales de la empresa en cuestión.

Ésto implica un riesgo. Según JP Morgan, en marzo de 2016, casi el 50% del riesgo en el S&P 500 se atribuye únicamente al 10% superior de las acciones. Como resultado, los ETFs pueden empujar los índices en el corto plazo, pero también pueden experimentar crisis dolorosas, que aumentan la volatilidad y reducir el rendimiento a largo plazo.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

2 comentarios

  1. Las ETF’s en valores cercanos al 6% del total de mercado de valores, es un indicador suficientemente representativo de lo atractivo del producto. Aun asi, suponen demasiado riesgo. Particularmente prefiero apalancarme con CFD’s que se operan como acciones normales pero pudiendo acceder a una mayor inversion. 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *