Inicio / Sin categoría / La estadística detrás del «Barómetro de enero»

La estadística detrás del «Barómetro de enero»

El «Barómetro de enero» es un indicador popular del mercado de valores ideado por Yale Hirsch en 1972, editor general del Almanaque del comerciante de acciones. La premisa es simple. Como el S&P 500 se va en enero, así va el año. Si el S&P 500 sube al final de enero, predice un año alcista para las acciones y, por otro lado, si el S&P 500 cae a fines de enero, advierte de un año bajista en las acciones.

BofA Merrill Lynch Global Research ha echado un vistazo al Barómetro de enero, o a la teoría de que cómo le va a la S&P 500 en enero puede marcar la pauta para el año. En este enero, el S&P 500 subió un 7,87% este mes, su mejor desempeño en enero desde 1987 y su mayor ganancia mensual desde octubre de 2015. 

BofA señala que enero es un pronóstico razonablemente bueno para el año basado en datos que se remontan a 1928. Cuando enero es un mes positivo, como fue el caso este año, la S&P 500 gana el 79% de las veces con un rendimiento promedio del 12,8%.

El mejor escenario, según BofA, es cuando las primeras cinco sesiones del año y enero están en alza. Lo mismo ocurrió en 2019. Bajo estas condiciones, el año ha subido un 82,2% de las veces con un rendimiento medio del 14,3%.

Sin embargo, BofA afirma que el Barómetro de enero ha sido menos fiable desde el año 2000. La tasa de éxito bajó al 60% en la década de 2000 y fue de solo el 44% entre 2010 y 2018. Cabe destacar que la señal fue alcista en 2018, pero la S&P 500 terminó bajando.

BofA dice que la mejor década para la teoría fue la década de 1950, cuando la dirección de S&P 500de enero (hacia arriba o hacia abajo) tuvo una tasa de éxito del 90% de marcar la dirección del año.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *