Inicio / Divisas / El yen se revaloriza a pesar de la intervención del BoJ

El yen se revaloriza a pesar de la intervención del BoJ

El yen se ha estado revalorizando desde julio del año pasado aprovechando la volatilidad de verano y la de inicios de el año has el mes de febrero. Por esa razón, el dólar tocó un nuevo mínimo desde octubre de 2014 llegando a los 109,10 yenes. Desde enero, el yen subió más de 10% frente al dólar, mientras que el euro subió un 5%.

Existen varios factores por los que finalmente el yen ha estado apreciándose. Uno de ellos es que el yen se comporta como activo refugio. La moneda japonesa ha tendido a apreciarse durante los períodos de mayor volatilidad en los mercados extranjeros. No obstante, las últimas oscilaciones que ha protagonizado el yen han sido nada excepcional y el yen ha seguido creciendo a pesar de la recuperación de las bolsas desde mediados del mes de febrero.

Asimismo, el período anterior de la debilidad del yen había animado a los participantes no comerciales para construir grandes posiciones cortas netas, que ahora se han desenrollado. El cierre de las operaciones de carry trade financiadas en la moneda japonesa también puede haber influido. Sin embargo, con los especuladores ahora “largos” de nuevo, este reposicionamiento debería estar cerca o haber llegado a su fin.

Factores técnicos a un lado, también hay razones fundamentales por las que el yen se está fortaleciendo. En el pasado, el yen se ha negociado positivamente con las balanzas comerciales de Japón. Un gran déficit comercial debilita el yen pero a medida que Japón se remonta a un superávit comercial  (gracias al crudo barato), dificulta al Banco de Japón mantener la debilidad del yen.

Una curiosidad final es que la volatilidad del mercado de divisas y en particular la del yen, hace que comparativamente la criptomoneda Bitcoin sea menos un activo con una menor dosis de volatilidad. Una realidad que se está dando desde el mes de febrero de este año.

Cfd7ygfW4AAfL1f

Con este escenario, Haruhiko Kuroda, gobernador del Banco de Japón (BoJ), ha dejado caer  que está dispuesto a relajar aún más si cabe la política monetaria de la autoridad monetaria, indicando que estudiará los movimientos del mercado para decidir cuándo y cómo podría ampliar su estímulo. Las medidas que puede tomar el BoJ podrían estar vinculadas a la expansión más agresiva de su balance, la compra de activos de mayor riesgo o bien, adentrarse aún más en los tipos negativos.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *