Inicio / Bolsa Estados Unidos / El VIX, una volatilidad no vista en una década

El VIX, una volatilidad no vista en una década

Por primera vez en la última década, en el primer día de febrero, el índice de volatilidad VIX se hundió por debajo de los 10 puntos hasta los 9,97 puntos, un hecho que no se producía desde el 16 febrero del año 2007. A pesar de este movimiento insólito, actualmente el VIX se encuentra en los 11,93 puntos que supone mantenerse en los niveles más bajos de su historia.

El ejercicio 2017 se ha iniciado excesivamente tranquilo en términos de mercado, pues desde enero el S&P500 acumula una rentabilidad del 1,88%, el Dow Jones del 0,62% y el Nasdaq de 5,84%. Ésto nos muestra que los inversores en acciones están especialmente tranquilos en este inicio del año pues los tipos de interés, situados en el 0,75%, siguen manteniéndose a niveles muy bajos, lo que supone un catalizador para la renta variable.

Estas rentabilidades positivas no coinciden exactamente con el panorama de elevada incertidumbre que se está dando en la política americana. La llegada a la Casa Blanca de Donald Trump ha sido especialmente convulsa. Entre sus primeras medidas, la más polémica ha sido el veto a la entrada al país de los ciudadanos procedentes de países musulmanes (Libia, Siria, Irak, Irán, Sudán, Somalia y Yemen).

Una de las razones por la que la volatilidad se ha visto especialmente reducida,  a pesar del factor político, se debe a las expectativas de crecimiento económico positivo en la economía estadounidense. Si recordamos el año pasado, los inversores estaban preocupados por el riesgo de otra recesión, mientras que a día de hoy están floreciendo estimaciones positivas para el crecimiento económico.

De hecho, desde la elección del candidato republicano,  el consenso ha incrementado el crecimiento de Estados Unidos en un 0,2% más. Asimismo, la mayoría de los indicadores adelantados señalan que a pesar de la incertidumbre política, tanto el crecimiento de la economía estadounidense como el crecimiento global mejorarán positivamente en 2017, históricamente este factor ha contribuido especialmente a reflejar menores niveles de volatilidad en el mercado.

Y es que con toda la incertidumbre política que podría poner en peligro la inmigración del comercio  exterior del país, los inversores dan mayor peso a las promesas  en materia de rebajar impuestos  y la desregularización prometida por el presidente Trump.

No obstante, dado los encontramos a niveles históricamente bajos en el VIX, el escenario más probable es que veamos una reversión a la media, para compensar en el escenario extraordinario que vive la volatilidad en los momentos actuales, lo que implicaría caídas o correcciones en el corto plazo.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *