Inicio / Sin categoría / El fracaso del QE europeo

El fracaso del QE europeo

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha declarado que el crecimiento económico de la Eurozona está en curso y que el riesgo de deflación se está desvaneciendo, lo que permite al banco central eliminar gradualmente su programa de compra de bonos para finales de diciembre. Tal retórica de “misión cumplida” es totalmente contraria a la realidad. En realidad, el programa de compra de bonos del BCE ha fracasado en gran medida,

En su conferencia de prensa del 13 de septiembre, Draghi insistió en que la economía de la Eurozona está lista para experimentar una “expansión de base amplia” y que la tasa de inflación está en camino de aumentar “gradualmente” desde su preocupantemente baja tasa subyacente (subyacente) del 1% en los últimos tres años. Si bien reconoció que el crecimiento económico de la Eurozona se había “moderado” desde principios de 2018 tras el “fuerte crecimiento” de 2017, dejó de lado la “moderación” como algo temporal.

El BCE está subestimando el ritmo de desaceleración que estamos viendo en los últimos trimestres. En diciembre de 2017, preveía que el PIB de la Eurozona aumentaría en 2018 un 2,3 %. Ahora ha reducido esa previsión al 2%. Sin embargo, países de la Eurozona -Italia e incluso Francia- podrían enfrentarse a condiciones de recesión en los próximos meses.

En cuanto a la inflación, el optimismo de Draghi es aún más desconcertante. La compra de bonos no contribuyó en gran medida a modificar la tasa de inflación. La tasa de inflación subyacente -la tasa desprovista de movimientos volátiles en los precios de la energía y los alimentos- se ha mantenido obstinadamente en un 1% anual. Sin embargo, el BCE se ha mantenido fiel a su predicción de que la inflación aumentará pronto.

En pocas palabras, mientras que las compras de bonos del BCE redujeron las tasas de interés, lo que ayudó a reducir las obligaciones del servicio de la deuda, el programa demostró ser en gran medida ineficaz a la hora de generar un impulso al crecimiento o de elevar la tasa de inflación. 

Marc Fortuño

 

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *