Inicio / Sin categoría / ¿Cuál es la correlación entre el dólar y las materias primas?

¿Cuál es la correlación entre el dólar y las materias primas?

Los mercados están relacionados entre sí, cada oscilación en un mercado determinado tiene su interpretación en otro. Entre estas vinculaciones que se derivan podemos encontrar la relación que existe entre la evolución del dólar y la evolución de las materias primas, en inglés commodities. Para empezar, hay que comentar que el dólar es la divisa a la que cotizan la mayoría de commodities como pudieran ser el petróleo, el gas natural, el oro, la plata, el platino el trigo, el maíz, la soja… por lo tanto el valor del dólar y su tendencia tendrán especial repercusión sobre la evolución de las materias primas.

En líneas generales, podemos decir que si el dólar gana valor frente a las demás divisas, las materias primas tienden a comportarse negativamente por lo que la fortaleza del dólar no implica tensiones inflacionistas. Por el contrario, un dólar bajista que pierde valor frente a las principales divisas, genera un efecto alcista en las materias primas, por lo que se generarían tensiones inflacionistas por el alza de los precios en los costes de producción.

Para observar al detalle la vinculación entre el dólar y las materias primas comparemos cuál ha sido la evolución en 2014 entre el Índice Dólar (azul) y el Índice de retorno total RJ/CRB (morado).

En el primer trimestre del año, el Índice Dólar  experimentó un descenso, mientras que las materias primas subieron un 10% desde mínimos de enero. Ambos índices tuvieron un comportamiento lateral hasta finales de junio de 2014, debemos recordar que en ese momento el mercado estaba descontando el Tapering de la QE que impulsaba la Reserva Federal, lo que frenó el descenso del dólar.

Como podemos ver hay un claro punto de inflexión en el gráfico comparativo y es a partir de julio en esos momentos se empezó a descontar el final del programa no convencional, lo que impulsó al Índice Dólar, la reacción de las materias primas fue muy brusca a la baja a partir de ese momento se instaló una tendencia alcista en el dólar y bajista en las commodities.

Otro punto interesante estaría a finales de Octubre, en ese momento la Fed finaliza la QE y el batacazo de las materias primas es considerable y acelera aún más la sucesión de máximos y mínimos decrecientes. Hemos visto por ejemplo el barril de Brent cotizar a finales de junio en los 114 dólares y sin embargo en la actualidad su cotización está entorno a 60 dólares, lo que supone una depreciación del 48% en apenas seis meses. Esta correlación nos permite entender porque el dólar tiene la capacidad de exportar inflación a los demás países ya que si la Reserva Federal se empeñara en un dólar débil, las commodities reaccionarían fuertemente al alza por lo que las empresas verían aumentados sus costes y finalmente los precios de los productos. Esa situación en particular es lo que recalentó la economía de China.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *