Inicio / Sin categoría / Cómo George Soros doblegó al Banco de Inglaterra y ganó 1.100 millones de dólares

Cómo George Soros doblegó al Banco de Inglaterra y ganó 1.100 millones de dólares

Hay una frase muy utilizada en el mundo de los mercados financieros y es: “No luches contra el Banco Central”. Esta frase hace referencia a que los Bancos Centrales son quienes tienen el control de la política monetaria y si tienen intención de calentar o enfriar la evolución de la economía lo harán sin duda alguna, para ello pueden manejar los tipos de interés a su antojo y crear dinero de alta potencia para inundar las economías de liquidez y si hay que tomar algún tipo de posición que sea en el sentido que van encaminadas sus políticas. Pero en la historia hubo un hombre que no sólo plantó cara al Banco Central sino consiguió doblarlo…. Hablamos de George Soros y el Banco de Inglaterra (Bank of England).

La historia empieza en el año 1992, Alemania tras la reunificación se encontraba con un elevado gasto público que financió todo el proceso y este se convirtió en un abultado déficit, que terminó por mostrar unas elevadas tasas de inflación. Ante este escenario, el Bundesbank tuvo que subir los tipos de interés para ponerle el freno a la escalada de precios.

En aquel entonces estaba instaurado el Mecanismo Europeo de Cambio (en sus siglas en inglés ERM) que instauraba un control de los tipo de cambio dejando su fluctuación en semifijo frente a la evolución del marco alemán. El Reino Unido estaba en el ERM y la libra debía cotizar entorno un 6% alrededor del marco alemán. En el supuesto de que la libra cayese por debajo de ese margen, el Banco de Inglaterra (BoE) debía intervenir el mercado de divisas sujetando la libra mediante la compra de libras y venta de marcos alemanes para sujetar el tipo de cambio. Si el tipo la libra se revalorizaba más de ese margen contra el marco, el BoE debía realizar la operación contraria vender libras y compras marcos. Si las divisa se desvinculaba de los márgenes establecidos en el ERM, la moneda debería abandonar el sistema.

Como el marco alemán estaba ganando valor por el aumento de tipos de interés los países miembros del ERM, para no salirse del acuerdo, tuvieron que aumentar los tipos de interés para aumentar el valor de sus respectivas monedas o bien combinar está estrategia con una compra de sus propias divisas. En el caso del Reino Unido fue especial ya que se encontraba en medio de una grave crisis con una elevada tasa de paro por lo que aumentar los tipos de interés en ese momento era lo último que le convenía a la economía británica, creando así una curiosa dualidad entre la libra y el marco.

El miércoles negro, 16 de septiembre de 1992

George Soros, analizo el escenario y la capacidad de respuesta del BoE y a través de su fondo Quantum Fund durante varios días fue tomando posiciones en libras mediante el uso de productos derivados como pudieran ser opciones y futuros por un importe total de 10.000 millones de dólares. El 16 de septiembre de 1992, Soros decidió vender su posición para simultáneamente comprar marcos alemanes. Consecuentemente a esta operación la libra se empezó a desplomar frente al marco alemán.

Mientras esto sucedía, la misma mañana el Banco de Inglaterra compró de forma masiva hasta 15.000 millones de libras pero no era suficiente para detener el descalabro de la libra. Desde la institución monetaria inglesa se procedió, en plena debilidad económica, a subir los tipos de interés del 10% al 12%, pero a pesar de la subida el tipo de cambio se iba deteriorando. En un último esfuerzo, el Banco de Inglaterra decidió subir 300 puntos básicos más, hasta que el tipo de interés se posicionara en el 15%. Viendo que el Banco de Inglaterra no tenía capacidad para responder ante el barapalo contra la libra muchos especuladores se apuntaron a la fiesta bajista. De este modo, el Reino Unido no tuvo más remedio que despedirse del ERM y dejar que la libra flotara libremente.

El cruce entre la libra frente al marco perdió un 15% en el miércoles negro y frente al dólar estadounidense un 25%. Después de aquella operación, Soros obtuvo un beneficio aproximado de 1.100 millones de dólares, todo un récord en un sólo día, una vez puedo recomprar sus posiciones en libras cerrando la operativa y se anotó el título no galardonado de ser el primer hombre que tumba las políticas monetarias de un Banco Central.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *