Inicio / Burbujas / Aprendamos de los cuatro peores mercados bajistas

Aprendamos de los cuatro peores mercados bajistas

Todo parece indicar que Estados Unidos entrará, si no lo ha hecho ya, en un nuevo mercado bajista. Por lo que puede ser de gran utilidad examinar desde diferentes puntos de vista los cuatro peores mercados bajistas en la historia del S&P500. El enfoque será en términos nominales, ajustado a la inflación y el retorno total (reinversión de dividendos) ajustado a la inflación.  Las cuatro grandes caídas bursátiles en la historia han sido en 1929 por la exuberancia irracional de los años veinte, en 1973 tras el embargo, año 2000 con la burbuja punto.com y en 2007 por las hipotecas subprime.

El primer gráfico muestra la cotización del S&P500, sin dividendos para estos cuatro crash. Exceptuando el crash de 1929 en el que el S&P500 cayó un 86%, en el resto de batacazos bursátiles se han situado entorno a una caída del 50%. Otro punto a tener en cuenta es que pasados 1.900 días (5 años y 3 meses) volvieron a producirse caídas superiores al 20% en términos nominales. En la actualidad el S&P500 hace 200 días que ha superado esa marca, por lo que no nos debería extrañar que la historia se repitiera.

Cuatro osos

Un enfoque más interesante es ¿Qué sucedió en términos reales? Pues bien, la inflación es un monstruo que destroza las rentabilidades nominales por muy elevadas que estas puedan ser. Curiosamente transcurridos 2.200 días del crash de 1929, el embargo de 1973 y la burbuja punto.com en el año 2000, el S&P 500 había perdido en los tres casos un 60% en términos reales desde el inicio de la caída. Llama la atención que en el mercado alcista desde 2009 que hemos vivido sin inflación, ha estado creando una divergencia importante con los anteriores escenarios descritos. De repetirse la historia, deberíamos ver como el S&P500 pierde un 80% desde sus máximos históricos en términos reales. Esto no significa per se una caída del 80%, sino que la combinación de caída bursátil y la inflación  llevaría al selectivo americano a dichos niveles.

Cuatro osos reales

Para finalizar, tenemos el S&P500 con reinversión de dividendos y ajustado a la inflación, lo que puede ser el gráfico que mejor represente a los inversores en el largo plazo. De nuevo, podemos apreciar que en la actualidad nos encontramos en un escenario que no ha sido común en las anteriores ocasiones. Transcurridos 1.900 días, el S&P500 ha obtenido, en términos reales, un 40% desde el inicio del mercado bajista en 2007. Nunca en la historia se había consolidado este escenario. Es más, lo habitual en los anteriores crash ha sido que trascurridos 2.400 días, los inversores obtuvieron rentabilidad real alguna. Lo que nos llevaría a replantearnos si la realidad financiera del S&P 500 está alejada o no del valor correcto del selectivo.

Cuatro osos real Rendimiento Total

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *