Inicio / Sin categoría / Venezuela: Todos los males económicos en un mismo país

Venezuela: Todos los males económicos en un mismo país

Una de las economías más reprimidas del mundo es sin duda Venezuela pues figura en el puesto 175 de los 178 países que conforman en el ranking del índice de libertad económica en 2014.  Durante los últimos 20 años, el gobierno venezolano ha reprimido la propiedad privada. A todos nos viene a la cabeza la imagen como el fallecido presidente Hugo Chávez, a través del método “dedocrático” azotaba la propiedad privada diciendo: Exprópiese! Exprópiese! que seguramente a las familias perjudicadas les produciría un verdadero pavor. Vaya estabilidad jurídica…

Hiperinflación, desabastecimiento y un déficit público del 10%

El tema de la inflación es una absoluta vergüenza ya que en la actualidad desde hace dos meses el Banco Central de Venezuela no publica los datos referentes a la subida del nivel de precios, una falta de transparencia propio de Estados de Derecho con falta de credibilidad. Los últimos datos que tenemos sobre la inflación de Venezuela hablan de una vertiginoso avance en los niveles de precios de la economía venezolana. Entre enero y agosto de este año la inflación subió un 39% y la inflación de agosto en base interanual se incrementó hasta el 63,4%, siendo la más elevada de Latinoamérica. Estos disparatados datos de inflación están estrechamente vinculados a la ingente cantidad de dinero imprimido por el Banco Central Venezolano para cubrir su gasto público… en otras palabras el Gobierno Venezolano empobrece a sus ciudadanos mediante una política de acaparar el crédito y cercenar el poder adquisitivo de los venezolanos. Al inundar de dinero en el sistema manteniéndose la producción constante es el nivel de precios el que se dispara. Eso si que es Socialismo… redistribuyendo pobreza para todo el pueblo. Como dijo Milton Friedman “Inflation is taxation without legislation” (la inflación es el impuesto no legislado). Con este proceso de empobrecer a los venezolanos, desde 1998 hasta el tercer trimestre de 2013, el salario del sector privado se ha devaluado en un 28%, mientras que la remuneración del sector público se mantiene por encima de la inflación.

Asimismo el país está padeciendo una crisis de abastecimiento, que ha restringido a la población de alimentos básicos como la leche huevos, frutas, hortalizas, carnes, pescados , cereales, azúcar, y demás alimentos. La escasez también afecta a las medicinas que es de casi un 60% en el país lo que ha generado un peligroso aumento de enfermedades como la malaria y la tuberculosis. Desde el gobierno acusan el desabastecimiento a factores externos como un sabotaje económico o la especulación (la culpa siempre es ajena), pues bien los auténticos motivos son el desmantelamiento de la capacidad industrial del país debido a que hace una década se aprobó la “regularon los precios”. Casualidades de la vida, los productos que ahora faltan en las estanterías de los supermercados son aquellos controlados por el Gobierno.

Venezuela mantiene un déficit algo superior al 10%, una magnitud que la agencia de calificación Moodys ha determinado como “un serio riesgo de solvencia para cualquier nación”. La agencia recalca que “la inflación persistentemente alta y los controles de capitales y cambios altamente restrictivos han creado un ambiente en el que el soberano (la administración venezolana) puede obtener financiamiento doméstico fácilmente a tasas muy accesibles sin llevar a una espiral de deuda”. En los últimos años la deuda pública del país no ha parado de crecer y en la actualidad se ubica en el 60% sobre el PIB.

Venezuela depende de los ingresos del petróleo y el barril desplomándose 

Si de algo se ha caracterizado la economía venezolana es por su dependencia a los ingresos que le reporta a la administración el crudo, sino no se entendería tanta “Patria, Socialismo o Muerte” sin un sector que aporte la mitad de todos los ingresos para la administración venezolana, con el fin de financiar todas las políticas de despilfarro público.

Pero tal y como podemos ver en el gráfico el precio del barril ha está sufriendo un auténtico batacazo en un entorno de menor demanda y mayor oferta global. El barril de Texas cotiza en 55,96  dólares, mientras que a principios de 2014 superaba los 100 dólares el barril.

El presidente Nicolás Maduro informó que la caída de los precios del petróleo ha implicado, en el último mes, la pérdida de 30% de los dólares que recibe Venezuela. Para el 2015, se estima que el precio del petróleo venezolano se ubicará en un promedio de 75 dólares el barril. Esto implica que el déficit  se incrementará hasta el 20% del PIB.  El país solo podría equilibrar el presupuesto consolidado con un precio promedio del petróleo de 118 dólares, un hecho muy improbable con las actuales cotizaciones.

Noticias de idealista.com:

3 comentarios

  1. Vaya post de propaganda liberal te has montado. Estos temas se pueden abordar desde un punto de vista neutral, sin decir tanta mierda y hacer tantos chistes.

    Pero claro así quedas de profesional con tus gafas de Matrix en Twitter.

    • Gracias Capici por tu valoración… hasta de mis gafas!! (siento que no te gusten mis gafas)

      Primero de no hay ningún dato del post que no sea real… dado que me mencionas la neutralidad… los datos de inflación, desabastecimiento, déficit y deuda son reales y actuales. Y si bien no he incluido los datos de inflación del mes de septiembre y octubre eso es problema de transparencia del Banco Central de Venezuela por no publicarlos. Los datos del petroleo, también están actualizados y he recogido los datos del cierre de ayer… y las declaraciones de pérdida de ingresos por los sucesivos descensos (30%) lo ha comunicado el propio Maduro.

      Referente a la propaganda liberal eso es un juicio de valores personal que no merece la pena comentar y que se aleja del propósito de dar a conocer los puntos claves de la economía venezolana.

      Desde un punto de vista neutral, creo que hiperinflación, desabastecimiento, déficit de un 10%, deuda pública, fijación de precios, desmantelamiento del tejido industrial, pérdida del poder adquisitivo de los ciudadanos en favor de la administración y demás datos son objetivamente desastrosos y creo que hay un consenso amplio sobre estos datos.

      Un Saludo!

  2. Es lo que queremos en España,

    Queremos a hugo chavez dirigiendo nuestro pais y diciendo !!!! EXPROPIESE !!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *