Inicio / Sin categoría / Syriza, el nuevo desafío para la descomunal deuda pública griega

Syriza, el nuevo desafío para la descomunal deuda pública griega

El pueblo griego ya ha hablado y ha decidido que el partido Syriza es el partido político que mejor representa los intereses de Grecia. Con el 96% del voto escrutado, Syriza obtendría 149 escaños a tan sólo dos de alcanzar la mayoría absoluta (151 escaños). Los conservadores del partido Nueva Democracia, liderada por el primer ministro Andonis Samarás, obtendrían 76 escaños, quedando rezagados a la oposición. Como tercera fuerza política se ubicaría Amanecer Dorado, un partido de extrema derecha que consigue 17 escaños en el parlamento.

Situación económica de Grecia en estos últimos años

España no ha sido el único territorio de la EuroZona que ha liderado en el despilfarro público, Grecia nos ha avanzado claramente. Desde que entró en el Euro en 2001, mientras que el gastó público se dobló los ingresos fiscales crecieron un 40%, incumpliendo el objetivo déficit del 3%, que se exige a sus países miembros.

Si nos remontamos al año 2009, el PASOK gana las elecciones y descubre que el déficit público no se encuentra en el 3,7% sobre el PIB sino del 12,7% acumulado en 2009 y ese mismo año cierra con un déficit público del 15,4% y la deuda pública se encuentra en el 126,8% del PIB sumando 419.000 millones de euros en deuda pública, fruto de varios años de elevado gasto publico financiado por reiterados déficits públicos.

En el año 2010,  ante la imposibilidad de financiarse en los mercados por la desconfianza de los inversores, Grecia solicita ser rescatada para evitar la bancarrota y la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprueban un rescate de 110.000 millones de euros en tres años. Esta ayuda financiera tiene una contraprestación y son ciertas condiciones de estabilización presupuestaria como recortar pensiones, subir la edad de jubilación hasta los 65 años, subir impuestos, recortar funcionarios, etc…

A principios de  2012, ante lo que se preveía como una quiebra del país heleno por el desplome de los ingresos públicos la recesión económica y los insuficientes ajustes, los acreedores privados (banca y fondos de inversión) aceptan una quita de la deuda pública de unos 107.000 millones de euros. Seguidamente, en un intento para que Grecia no abandonara el euro y suspendiera pagos, se aprueba un segundo rescate de 130.000 millones de euros, con menores intereses que el primero a cambio de perder soberanía nacional.

A pesar de la quita de más de 100.000 millones, los ingresos siguen siendo insuficientes y el gasto excesivo por lo que la deuda pública ha continuado avanzando hasta el 177% sobre el PIB hasta los 321.000 millones de euros. En total los países europeos hemos aportado 240.000 millones de euros para que Grecia no estuviera en la bancarrota.

 Programa de Syriza

El programa de Syriza por el que ha sido votado, está formado por cuatro pilares focalizados en confrontar la crisis humanitaria, relanzar la economía y promover la justicia fiscal, recuperar el empleo y transformar el sistema político para aumentar la democracia.

– Confrontar la crisis humanitaria: Con un coste de 2.000 millones de euros proponen electricidad gratuita a 300.000 hogares por debajo del umbral de la pobreza, subsidios de alimentación, ayudas a la vivienda, restablecimiento de la paga de navidad, aumento a 700 euros la pensión mínima, servicio médico gratuito para desempleados y un bono gratuito para el transporte público.

– Relanzar la economía y promover la justicia fiscal: Aumentar el salario mínimo interprofesional hasta los 751 euros al mes, abolición de impuesto sobre inmuebles, exención fiscal a los ingresos anuales inferiores a 12.000 euros, creación de un banco público y la creación de un instituto de Gestión de deuda privada junto a la prohibición de desahucios en la primera vivienda si está valorada en menos de 300.000 euros.

– Recuperar el empleo: 3.000 millones de euros en la creación de 300.000 millones de nuevos puesto de trabajo y la reintroducción de convenios colectivos.

– Transformar el sistema público para aumentar la democracia: Ampliar competencias de las regiones, promoviendo la participación y los vetos.

Referente a la Eurozona y a la deuda pública, Syriza ha suavizado su discurso ya que no contempla la salida del euro pero quieren una reestructuración de la deuda pública con sus acreedores, pactando nuevas condiciones. Referente a este punto,e l presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, ha señalado que Grecia sigue necesitando ayuda financiera y que sólo se cumplirá si se respeta los acuerdos pactados y ha recalcado que el próximo gobierno griego no anuncie promesas que el país no puede permitirse. Por su parte, la directora del FMI, Christine Lagarde, aseguró en una entrevista que “una deuda es una deuda y es un contrato” y que “no pagar, reestructurar, cambiar las condiciones tiene consecuencias en la firma”.

Reacción a la victoria de Syriza en los mercados

Tras los resultados electorales, en los mercados asiáticos el cruce euro/dólar alcanza los 1,11 dólares, lo que supone el nivel más bajo de los últimos once años. Por su parte, las bolsas europeas se desinflaron el pasado viernes ante la próximidad del evento electoral heleno y hoy los futuros europeos han empezado cayendo con fuerza un 1%, se espera volatilidad.

Otro punto interesante y que hemos presenciado desde el adelanto electoral es que la rentabilidad de los bonos griegos se ha disparado por lo que la curva de rendimientos refleja una pendiente negativa. Cuando la curva de tipos está inversa,  refleja un elevado escenario de incertidumbre sobre el futuro económico del país por lo que se exigen mayores intereses en los bonos con vencimiento más cercano que con los bonos con vencimiento de mayor largo plazo.

Noticias de idealista.com:

Un comentario

  1. esperemos q sea así y saque a Grecia de los problemas economicos q todos conocemos esto seria muy bueno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *