Inicio / Sin categoría / ¿Qué son los préstamos de valores?

¿Qué son los préstamos de valores?

Un contrato de préstamo consiste en que una de las partes, el prestamista, entrega a la otra parte del contrato, el prestatario, alguna cosa determinada para que éste haga uso durante un cierto tiempo estimado en el contrato, y según la legislación civil, con la condición de devolver otro tanto de la misma especie y calidad. Generalmente en este tipo  de contratos, lo que se transfiere entre las partes es dinero, no obstante el el artículo de hoy hablaremos especialmente de otra modalidad de préstamos que implica el traspaso de valores.

Los préstamos de valores son operaciones en las que el prestatario de la operación obtiene la titularidad de los valores especificados en el contrato desembolsando únicamente el pago de comisiones o bien el depósito de garantías, con la obligación de que a vencimiento de contrato se retornen los mismos valore, otros sustancialmente  iguales u otros valores similares con el mismo valor de mercado o razonable.

En los contratos de préstamos intervienen dos partes el prestamista y el prestatario:

Prestamistas: Transfieren la propiedad de los valores prestados al prestatario, mientras que mantienen los derechos que derivan de los valores como el cobro de dividendos o cupones, derechos políticos, etc…

Prestatarios: Adquiere la titularidad sobre los valores prestados hasta el y tienen la obligación de pagar una comisión por el riesgo asumido por el prestatario.

¿Quiénes son los prestamistas y los prestatarios?

Por lo general los prestamistas de valores son fondos de inversión, fondos de pensiones u otros fondos de inversión colectiva que operan en el largo plazo y buscan un plus de rentabilidad sin asumir riesgos excesivos. Éstos, al recibir los mismos valores u otros con el mismo valor razonable, no deberán darlos de baja en sus respectivos balances sinó que deberán presentarse como prestados o en garantía.

Si el prestamista mantiene el rendimiento los derechos vinculados a los valores prestamos y el prestatario paga una comisión, muchos nos podríamos preguntar a quién le interesa tomar en préstamos unos valores. Pues bien, los prestatarios de los valores suelen ser gestores de carteras muy activos  y los denominados Market Maker (creadores de mercado), bancos que se comprometen a ofrecer contrapartida para un activo determinado, bajo la autorización del regulador, mantienen una liquidez mínima.

Ejemplo de aplicación de un contrato de préstamo de valores

Cuando se pretende que una empresa inicie su andadura bursátil se realiza mediante una Oferta Pública de Venta (OPV), se utilizan los préstamos de valores con la intención de estabilizar la cotización, una vez los valores coticen en el mercado secundario.  En las OPV suelen adjudicarse más títulos previamente previstos. Este exceso de demanda o sobreadjudicación se realiza tomando acciones en préstamo, que a su vez se suele “machear” o gestionar con una opción de compra (call) adicional por los market maker.

Con esta gestión, en el primer mes de negociación si los títulos bajaran su cotización los market makers comprarían títulos para devolver el préstamo de valores, por otro lado, si el precio de los títulos  subiera los market makers ejercitarían sus calls para devolver a los prestamistas los valores prestados.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *