Inicio / Sin categoría / Los inversores huyen de un oro “sin brillo”

Los inversores huyen de un oro “sin brillo”

Cualquier oportunidad alcista para el oro se está desvaneciendo al paso de los días, y es que el metal después de una subida protagonizada desde enero hasta marzo causado por la caída de algunas divisas emergentes, los bajos datos de crecimiento de China y el conflicto desarrollado entre Rusia y Ucrania llevaron la cotización desde los 1.205 hasta los 1.389 dólares la onza. Sin embargo desde esos máximos el activo refugio está descendiendo un 6%, aunque en términos anuales muestra aún un rendimiento positivo.

Este retroceso se produce debido a la mejora de las condiciones económicas que está mostrando Estados Unidos y permite que la Reserva Federal reduciendo los estímulos monetarios de la QE3. Por esta situación, los fondos de cobertura y demás inversores han reducido sus apuestas sobre un aumento del precio en cerca de un tercio en los últimos dos meses, según la Comisión de Comercio de Futuros de Commodities (CFTC).

El oro en sí es considerado el mayor de los activos refugios pero genera costes de almacenamiento y no aporta retorno alguno, lo que impulsa a los inversores a perseguir un mayor apetito por el riesgo ya que el bono a 10 años estadounidense ofrece un 2,5%… Es por ello, que últimamente están demandando deuda corporativa de empresas cuya calificación está por debajo del grado de inversión (bonos basura), hecho que favorece movimientos corporativos como puedan seer fusiones o bien adquisiciones.

Análisis técnico del oro (al contado):

Después de que el oro protagonizara una gran tendencia alcista formada desde 2002 hasta 2013, el precio del activo abandonó el canal alcista que había trazado durante este periodo en junio de 2013. A pesar de esto, ya se había producido una primera señal de venta en marzo de 2013 cuando la cotización barrió los 1.525 dólares la onza correspondientes a un triple mínimo formados en 2011 y 2012.

Actualmente el precio se encuentra atrapado en movimiento lateral cuya resistencia está en los 1.430 dólares y el soporte actual se encuentra en los 1.180 dólares la onza correspondientes a los mínimos de julio de 2013 y los mínimos de enero de 2014.

Mientras la cotización se mantenga en estos niveles, el movimiento lateral no se dará por finalizado. Dado que el precio ya no se encuentra en tendencia alcista y está mutilando los soportes anteriores, el escenario más probable sería una rotura del soporte actual en los 1.180 dólares, que llevaría al precio a la búsqueda de los 1.010 dólares correspondientes a los máximos efectuados en 2008 y 2009 y nos daría una buena oportunidad de apertura de cortos.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *