Inicio / Bolsa / Acciones / Los datos fascinantes de este mercado alcista

Los datos fascinantes de este mercado alcista

El mercado de valores de Estados Unidos vive una tendencia alcista que ya lleva con nosotros vigente más de seis años, al igual que sucede con el mercado de valores alemán. Los otros selectivos europeos, se mostraron débiles ante la crisis de deuda soberana y esto hace que lleven prácticamente tres años en tendencia alcista. Gracias a esta escalada continua en las cotizaciones, se están produciendo varios datos que nos muestran una clara sobrevaloración en los activos financieros. Así queda reflejado en la siguiente imagen publicada por Antoni Fernández en su Twitter @BolsacomTrading

En primer lugar, el valor de todas las acciones por primera vez en la serie histórica subió por encima de los 70 billones de dólares, unos 66 billones de euros. Esto ya está preocupando a los inversores porque consideran que la valoración actual de acciones es exagerada. El Dow Jones, uno de los selectivos más importantes del mundo, se ubica alrededor de los 18.000 puntos, el índice japonés Nikkei se encuentra en los 20.000 puntos, por primera vez desde el año 2000 y el Dax alemán se encuentra en los 12.200 puntos, triplicando los niveles del mercado bajista en 2009.

En lo que va de año hemos presenciado como el mercado de valores asiático ha subido de manera espectacular. Para ser más exactos, Tokio ha subido un 30%, Hong Kong un 32% y Shanghai ha llegado hasta el 45%. También descatar el papel del Dax que ha mostrado uno de los mejores avances de su historia hasta subir un 26% en cerca de tres meses. Contando con los mercados globales de acciones, se ha experimentado una subida, en términos de cotización, de 5,5 billones de dólares. Este dato supone más de cinco veces el PIB español o bien  toda la producción anual de Japón que es la tercera economía más grande del mundo.

El PER de Shiller del S&P 500, que valora el promedio de los beneficios de los últimos diez años ajustados a la inflación, nos refleja que con las cotizaciones actuales, el inversor debería esperar 27 años para recuperar su inversión. La última vez que vivimos estos datos fue antes de mercados bajistas tan duros como fue el del año 1929 o bien el de 2007. Sin embargo, la exuberancia irracional del mercado de las punto.com llevó a valoraciones de más de un 40 veces el promedio. Para tener una referencia sobre los datos actuales del PER de Shiller, el promedio a largo plazo del PER de Shiller es de 16 veces, lo que significa una desviación del 68,75% de su promedio histórico.

Tal y como indique en el artículo “¿Volvemos a vivir una burbuja tecnológica?“,  Google posee un PER de 28 veces, lo que significa que deben pasar 28 años a beneficios actuales para recuperar la inversión. Si invertimos nuestro dinero en Facebook, deberían pasar 75 años para recuperar nuestra inversión. Twitter, mi red social favorita, está en pérdidas por valor de 578 millones en el último ejercicio y si en diciembre de 2013, un mes después de salir a bolsa,  llegó a los 73 dólares, ahora está en los 49 dólares y su PER estimado para este ejercicio es de 82 veces. 

Todos los datos de PER que he mostrado anteriormente hay que entenderlos en su contexto, porque existe cierto grado de distorsión debido a que en la actualidad muchas empresas compran sus propias acciones en el mercado de valores. Por lo tanto, el beneficio generado distribuido entre un menor número de acciones, produce que el beneficio por acción aumente.

Otro dato muy vinculado a este mercado alcista es el Margin Debt del NYSE, que nos muestra las compras apalancadas del mercado. Pues bien, los últimos datos que tenemos del Margin Debt del mes de abril son todo un récord histórico,  porque ya superan los 500.000 millones de dólares, nunca se ha visto un mercado tan apalancado como el que tenemos ahora en términos absolutos.

Finalmente, el mercado de bonos también sufre de una gran sobrevaloración, aunque para ser justos en las últimas semanas se ha estado corrigiendo en Europa. Por ejemplo, si antes el bono alemán a diez años ofrecía una rentabilidad del 0,14% y sus respectivos bonos hasta nueve años estaban en rentabilidades negativas, el escenario actual es que el bund cotiza con una rentabilidad del 0,88 y ahora los bonos que cotizan con rentabilidades negativas tienen un vencimiento hasta tres años. Pero como he reflejado sigue habiendo sobrevaloración, esto se muestra de forma clara si se compara con el bono a diez años de Estados Unidos que ofrece a los inversores un 2,14% de retorno. Probablemente el nivel de estabilización del bund esté por encima de ese 2%, mientras tanto es, junto al resto de bonos europeos, una bomba de relojería.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *