Inicio / Bolsa / Las revervas pierden importancia para valorar las petroleras

Las revervas pierden importancia para valorar las petroleras

Hace una década, la noticia de que a las principales compañías de petróleo y gas del mundo les quedaban menos de 12 años de producción en sus reservas podría haber causado una venta de sus acciones en pánico. Pero a medida que los consumidores tratan de alejarse de los combustibles fósiles para utilizar fuentes de energía más limpias y baratas, los inversores y ejecutivos dicen que el tamaño de las reservas ya no es el patrón oro para medir el valor y la salud de una empresa.

El coste de explotar las reservas existentes y la cantidad de carbono que producen esas reservas se ha vuelto más importante, dicen. Esto está llevando a un profundo cambio en las estrategias de la empresa. El sector está saliendo de una de sus más largas y profundas crisis tras la caída de los precios del petróleo que comenzó en 2014.

Las mayores compañías petroleras que cotizan en bolsa – Exxon Mobil, Royal Dutch Shell, Chevron, ConocoPhillips, Total de Francia, BP, Equinor (antes Statoil) y Eni de Italia – se han adaptado. Ahorraron dinero recortando puestos de trabajo y aumentando el gasto en tecnología y ahora ganan más dinero con el petróleo a 60 dólares el barril que con 100 dólares. Pero también recortan el gasto en exploración de nuevos recursos y desarrollo de nuevos campos. Esto condujo a una disminución de las reservas.

Un análisis realizado por Reuters y Guinness Asset Management de los informes anuales de estas ocho empresas muestra que el tamaño de sus reservas de petróleo y gas, cuando se suman, se redujo a 91.000 millones de barriles en 2017. Esa fue la cantidad más baja desde la misma cantidad en 2005.

Las reservas de Exxon Mobil, la compañía más grande, se redujeron en un 16 por ciento desde que comenzó la crisis en 2014. Las reservas de Shell cayeron un 6,5% desde entonces a pesar de la adquisición de 54.000 millones de dólares del Grupo BG en 2016.

Las reservas de petróleo y gas de BP y Chevron aumentaron un 5% desde 2014. Eni fue la única que aumentó significativamente sus reservas en más de un 20% gracias al descubrimiento del gigantesco yacimiento de gas Zohr frente a las costas de Egipto.

La vida útil acumulada de las reservas -el número de años que una empresa puede mantener sus niveles de producción actuales con las reservas existentes- de las ocho empresas se redujo a 11,7 años en 2017. Ese fue el nivel más bajo en al menos 20 años, aunque esa caída también es el resultado de un fuerte aumento de la producción. 

La vida útil de las reservas de Exxon se redujo de 17 años en 2014 a 15 en 2017. Eni está de 10,6 a 10,1 años a pesar de sus descubrimientos. Shell disminuyó de 12 a 9 años durante el período. Por ahora, la vida de reserva de 10-12 años debería estar bien, así que no es un componente materialmente importante entre las mayores.

Con los vehículos eléctricos en ascenso y un pico de demanda de combustible en el horizonte, el enfoque en las reservas se está desplazando hacia la calidad de las reservas más que hacia la cantidad.

No se espera que los precios del petróleo suban bruscamente a largo plazo y los gobiernos están tratando de reducir la contaminación y las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto significa que las empresas se están ajustando fijando límites máximos para el coste de los proyectos, a menudo por debajo de 35  dólares el barril. Antes de las recientes caídas, el petróleo alcanzó los 80 dólares el barril este mes, el más alto desde fines de 2014.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *