Inicio / Sin categoría / El Banco Espirito Santo hace temblar al mercado

El Banco Espirito Santo hace temblar al mercado

El Banco Espirito Santo, ese banco luso que utilizaba la imagen de Cristiano Ronaldo para anunciar depósitos de alta rentabilidad  y el mayor banco de Portugal, fue suspendido de cotización en la Bolsa de Lisboa ayer por la Comisión de Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM), tras alcanzar un desplome del 17%. Previamente a esta situación, el regulador suspendía el Espírito Financial Group, matriz del Espírito Santo, cuando estaba cayendo un 8%

El regulador bursátil comunicó “El Consejo Ejecutivo de la CMVM ordenó la suspensión de la negociación de las acciones de Banco Espirito Santo hasta que sea comunicada la información material sobre el emisor”.

La consecuencia en las bolsas fue una general barrida de los soportes de referencia en toda Europa, las ventas lastraron los índices europeos. La Bolsa de Lisboa, el PSI 20, perdió en la sesión un 4,18% y la repercusión al sector financiero fue inmediato lo que propició los descensos generalizados. En el global de esta semana, el batacazo del Espírito Santo ha sido de un 30% y hasta la fecha en lo que va de mes, se ha desinflado un 50% en el parqué.

Todo comenzó con el recorte con la auditoría KPMG y la agencia Moody’s…

A finales de mayo, la firma de auditoría KPMG revisó los resultados financieros del Espirito Santo Internacional (ESI) , propietaria del 25% del capital del Banco Espirito Santo, y confirmó que existían irregularidades en las cuentas de 2013.  La auditora concluía que “la sociedad presenta una situación financiera grave”.

El miércoles de esta semana apretó el gatillo la agencia de calificación Moody’s, cuando rebajó en tres escalones la calidad de la deuda a largo plazo de Espirito Santo Financial Group (ESFG), pasando de ‘B2’ a ‘Caa2‘. Además, la agencia asegura que vigilara el grupo luso para realizar una nueva rebaja. Esta calificación ha sido justificada por la agencia por la mayor exposición de la entidad Espirito Santo Internacional (ESI)y también de Rioforte.

¿Cuál es el problema?

El diario ‘The Wall Street Journal’ publicó en el mes de diciembre que Espirito Santo Internacional (ESI), filial del Grupo Espírito Santo, estaba tremendamente endeudada con un fondo de inversión propio. Explícitamente, un 80% de la deuda bajo control era de la propia filial.

Por si esto no fuera poco, se añadía una plausible sobrevaloración de sus activos en ESFG. Mientras que el Espirito Santo Internacional estima que la inversión está valorada en 1.550 millones de euros, mientras que la cotización de mercado rondaban los 360 millones en mayo.

Desde las fuentes próximas a la entidad de Bolsamanía.com comentan que el mercado está confundiendo las sociedades que controla la familia Espirito Santo con el propio banco homónimo. También aclaran que ESI ha emitido deuda para financiarse y que en estos momentos la familia no puede hacer frente a los vencimientos a corto plazo, motivo por el cual Rioforte ha acabado en el ojo del huracán. En principio, las mismas fuentes afirman que esta situación sólo afectaría a la familia y no al banco.


Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *