Inicio / BCE / Corralito, impago, referéndum… Las principales dudas en torno a Grecia

Corralito, impago, referéndum… Las principales dudas en torno a Grecia

Enlace permanente de imagen incrustadaGrecia nos va a dar más de un dolor de cabeza en los próximos días y muy probablemente cada día aparezcan nuevas informaciones que se traduzcan en volatilidad en los mercados. Independientemente de las nuevas publicaciones sobre Grecia, voy a tratar de resolver las principales dudas en el horizonte más cortoplacista vinculadas al corralito, al impago al FMI, al referéndum del 5 de julio y a la posible salida del euro.

¿Por qué el 30 de junio es la hora de la verdad para Grecia?

Con todo el revuelo que ha generado Grecia en los últimos meses y cómo, ha golpe de comentarios, han controlado los vaivenes bursátiles, Grecia se podía haber dedicado al trading para pagar los vencimientos en vez de jugar al despiste… Fuera de bromas a menos que ocurra un milagro in extremis, Grecia se convertirá en el primer país desarrollado en la historia en dejar de pagar el dinero adeudado al Fondo Monetario Internacional. Atenas debe pagar el 1.600 millones de euros al FMI pero no tienen el dinero para hacerlo en sus cuentas. Por su parte, los acreedores en la zona euro y el FMI se niegan a respaldar a Atenas, después de las conversaciones finalmente se rompieron en una oferta de dinero a cambio de reformas en el fin de semana. La suerte estaba echada cuando el primer ministro griego, Alexis Tsipras, convocó un referéndum nacional sobre la conveniencia o no aceptar las demandas de los acreedores para la reforma del mercado laboral y más austeridad.

¿Qué significa ésto para Grecia y la zona euro?

Grecia se convertirá en el primer país de la zona euro desde que se formó la moneda única en 1999 al perder un reembolso soberano. Además, el acuerdo de rescate de Grecia de 240.000 millones de euros con el resto de la Eurozona expira hoy martes por la noche, sin un nuevo acuerdo encima la mesa para que sea substituido. Estos dos hechos van a poner una enorme presión sobre el Banco Central Europeo a cortar la financiación a los bancos de Grecia que se mantiene en pie debido a que han recibido un amplio apoyo monetario de la autoridad monetaria europea. El BCE ya ha dicho que no va a dar a los bancos griegos ninguna financiación adicional para reemplazar los rápidos flujos de salida de depósitos nacionales, obligando a Atenas para imponer límites estrictos (60 euros por día) a las retiradas de efectivo a partir del 29 de junio. El siguiente paso por parte del BCE podría ser la de cortar la financiación total, lo que haría que los bancos insolventes. En ese punto si la banca helena quiebra, ya podríamos hablar de un Grexit en toda regla y el país heleno daría la bienvenida al dracma.

¿Por qué los mercados financieros no entran en pánico?

La fuerte volatilidad ha propiciado las caídas de los principales selectivos han sido muy duras al inicio de esta semana, los resultados han sido: Ibex 35 (-4,56%), FTSE MIB (-5,17%), Cac 40 (-3,74%), Dax 30 (-3,74%). Aunque son caídas intensas, sin lugar a dudas, es temerario hablar de pánico… Es más, si hacemos una perspectiva histórica, en 2012 se estaba cuestionando la unidad del euro, a día de hoy no, lo que se discute es ¿Qué se hace con Grecia?Por otro lado en 2012, salió el todopoderoso Mario Draghi y dijo “El BCE está preparado para hacer lo que sea necesario para salvar el euro, y créanme que será suficiente”, todo un espaldarazo al proyecto del euro. Sin embargo con Grecia, el BCE ha decidido no ampliar la financiación de los bancos griegos a través del ELA.

Lo único que estaría en juego, si Grecia sale del euro, es que el euro ya no sería un “club” con la puerta de entrada sino también con puerta de salida, lo que sentaría un claro precedente en el momento que otros países incurran en dificultades económicas intensas.

¿Qué implica el impago al FMI?

Técnicamente, según comenta el FMI Grecia estará en “mora”. Esto significa que Atenas tendría que pagar los atrasos si quiere recibir un tipo de apoyo adicional de la institución. La pregunta es si el Banco Central Europeo considera los atrasos de igual manera. Si se juzgan los bonos soberanos griegos podrían negarse a aceptar como garantía, cortando efectivamente la liquidez al sistema bancario.

¿Qué sucederá después del impago?

Aunque el BCE no ha cortado el ELA a los bancos griegos, es probable que exista el 20 de julio una presión masiva debido a que se debe cumplir el compromiso de 3.500 millones de euros correspondiente a los bonos soberanos en poder del BCE. A diferencia de la devolución del FMI no habría ambigüedad acerca de la incapacidad de hacer este pago: sería un incumplimiento claro. Y Grecia, a menos que alcance un acuerdo con sus acreedores, no será capaz de hacer ese pago. También tiene en la agenda de vencimientos otro pago de bonos del BCE de 3.000 millones el 20 de agosto.

¿Cuándo podrán los griegos acceder a sus cuentas?

Una buena parte depende de cómo los griegos votan en el referéndum de 5 de julio. Si una mayoría de votos para aceptar los términos de austeridad y reformas exigidas por la eurozona y el FMI, entonces es concebible que pueda haber acuerdo. Algunos funcionarios de la eurozona han dado a entender que el resultado del Sí verían reiniciadas las conversaciones entre las instituciones y Grecia. Pero si los griegos votan No, una elección apoyada por el primer ministro Alexis Tsipras, entonces es probable que pase un largo tiempo antes de que los bancos del país funcionan con normalidad.

Para entender de lo que estamos hablando, los controles de capital impuestos a Chipre en 2013 fueron levantados después de dos años. Y existe la posibilidad de que el dinero depositado en las cuentas se encuentre denominados en dracmas, en el supuesto de la salida del euro de Grecia.

¿Si Grecia incumple sus compromisos, significa que Grecia abandonará el euro?

Hoy por hoy no existe un procedimiento automático para expulsar a ningún país de la eurozona. Sin embargo, si Grecia no pudo aprovechar la financiación del Banco Central Europeo y estaban usando su propia moneda, Grecia no tendría ningún beneficio en estar en la eurozona por lo que teniendo moneda propia tendrían la legitimidad del control de la política monetaria. El jefe de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, sugirió un voto en el referéndum del domingo sería también dar lugar a la salida de Grecia de la UE. Pero por muy difíciles las relaciones de Grecia se convertiría con el resto de la UE no existe una base legal para expulsar del país a partir de ella.

¿Puede la economía griega prosperar fuera del euro?

Esta es una de las preguntas más complicadas para contestar pero tal y como apuntamos en el post “Tras un fin de semana de infarto, Grecia instaura el corralito“, el escenario más probable es una devaluación del 40% de la nueva moneda, incremento de la inflación al verse encarecidas las importaciones, reestricción a la financiación ya que nadie presta a quién no paga y aumento del desempleo que a día de hoy ya es el más alto de la eurozona.

Cuando se devalua la moneda, muchos tienen en mente el incremento de las exportaciones como sucedió en el Reino Unido cuando se vió obligado a salir del tipo de cambio fijo establecido con el marco alemán, Argentina recibió un impulso de exportación similar cuando se rompió dólar de larga data paridad de su moneda en 2002. Pero Grecia no es un muy fuerte nación exportadora. Las ventas al exterior de bienes y servicios son relativamente bajos en relación con el PIB del país. La principal exportación de Grecia es refinado de petróleo, que se cotiza en dólares y se basa en el petróleo importado, que tiene un precio también en dólares, todo el significado que esta industria podría obtener pocos beneficios de la depreciación. La principal baza para Grecia es que posee un sector turístico muy grande, que tiene un peso sobre el PIB heleno del 15%, lo que sin duda beneficiará de una devaluación. Pero frente a ese es el grave dolor financiero y social que inevitablemente el resultado de abandonar el euro como confrontar público el hecho de que sus ahorros se han devaluado un plumazo.

El gobierno griego también podría tratar de facilitar la transición mediante la impresión de dinero, lo que otorgaría una financiación pero una dosis mayor de inflación que pagarían los griegos en poder de compra.

¿Cómo repercutirá a los demás países si Grecia sale del euro?

Los mercados están apostando a que la zona euro va a sobrevivir incluso si Grecia abandona. España, que estaba en crisis hace dos años, está creciendo intensamente. Italia, también es uno de los gigantes en crisis del bloque euro, creció en el primer trimestre, Portugal está mejorando en sus datos macroeconómicos.

En España la volatilidad viene por muchos lados pero en especial por el lado político. Sobre este punto, una salida de Grecia del euro sería vendida como el fracaso de la “extrema izquierda” que representa Syriza, lo que podría ser utilizado como efecto contención al partido Podemos, para así lograr un beneficio electoral para las próximas elecciones generales.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *