¿Cómo repercute la inflación al tipo de cambio? | Bolsa
Inicio / Divisas / ¿Cómo repercute la inflación al tipo de cambio?

¿Cómo repercute la inflación al tipo de cambio?

La tasa de inflación de un país puede tener un gran impacto en el valor de la divisa del país y en consecuencia, en los tipos de cambio que tiene con las monedas de otros países. Sin embargo, la inflación es sólo uno de los muchos factores que se combinan para influir en el tipo de cambio de un país.

La inflación es más probable que tenga un efecto negativo significativo, en lugar de un efecto positivo significativo, en el valor de una moneda. Una tasa muy baja de la inflación no garantiza un tipo de cambio favorable para un país, pero seguramente una muy alta tasa de inflación es muy probable que  agite el impacto sobre el tipo de cambio negativamente. En el siguiente ejemplo que relaciona la inflación y el tipo de cambio del Reino Unido lo podemos ver de manera clara.

La inflación está estrechamente relacionada con los tipos de interés, que pueden influir en los tipos de cambio. Los países intentan equilibrar los tipos de interés y la inflación pero la interrelación entre los dos es compleja y a menudo difícil de manejar por los Bancos Centrales.

Mayores tipos de interés tienden a atraer la inversión extranjera, lo que es probable que aumente la demanda de la moneda de un país. Sin embargo, los tipos de interés más altos a menudo vienen dados para controlar el aumento de las tasas de inflación, una influencia negativa en la moneda del país. Por su parte, los bajos tipos de interés estimulan el gasto del consumidor y el crecimiento económico , pero no tienden a atraer comúnmente inversión extranjera (a excepción de los grandes centros financieros mundiales).

La valoración de la divisa de un país está influenciada por una serie de factores económicos, tales como la estabilidad del gobierno y la evolución de la economía de una nación. Si un país es percibido como política o económicamente inestable o si hay alguna posibilidad significativa de repente devaluación u otra variación en el valor de la moneda del país, los inversores tienden a alejarse de esa divisa y son reacios a mantener durante períodos significativos sus activos.

Más allá de la percepción de seguridad esencial de la moneda de un país, muchos otros factores además de la inflación pueden afectar la tasa de cambio de la moneda. Factores tales como la tasa del crecimiento económico, la balanza comercial (que refleja el nivel de demanda de bienes y servicios del país), los tipos de interés y el nivel de la deuda del país, son factores que influyen en el valor de una moneda determinada.

Los inversores vigilan los indicadores económicos para ayudar a determinar los tipos de cambio.  En un momento dado, los tipos de interés de un país pueden ser el factor predominante en la determinación de la demanda de una moneda. En otro momento, la inflación o el crecimiento económico puede ser un factor primordial.

Los tipos de cambio son relativos, sobre todo en el mundo moderno de las monedas fiduciarias donde las divisas no tienen ningún valor intrínseco . El único valor de la moneda de cualquier país tiene es su valor percibido en relación con la moneda de otros países. Esta situación puede influir en el efecto que una entrada como la inflación tiene sobre la tasa de cambio de un país. Por ejemplo, un país puede tener una tasa de inflación que generalmente se considera alta por los economistas, pero si sigue siendo inferior a la de otro país, el valor relativo de la moneda puede ser más alto que el de la moneda de otro país.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *