Inicio / Bonos / Un tercio de la deuda corporativa española ya cotiza a interés negativo

Un tercio de la deuda corporativa española ya cotiza a interés negativo

A día de hoy tenemos 162.570 millones de euros de bonos corporativos emitidos por empresas españolas que están cotizando con rendimiento negativo (TIR inferior a cero), lo que supone el 33% del total. Cabe recordar que el BCE ha contribuido a este resultado cuando inició sus compras de deuda corporativa europea el pasado mes de junio y desde entonces ha adquirido un volumen de 16.226 millones de euros, en general mediante pequeñas adquisiciones por una monto inferior a los 10 millones de euros.

Este programa de compras de deuda corporativa que implementa el BCE consta de las siguientes características:

  • Las compras se realizan en los mercados primario y secundario, pero no habrán compras en el mercado primario que impliquen instrumentos de deuda emitidos por entidades que califican como empresas públicas.
  • Denominación en euros.
  • Evaluación crediticia mínima de al menos grado de calidad crediticia 3 (calificación de BBB- o equivalente) obtenido de un organismo de evaluación del crédito externo de acuerdo con la Orientación BCE / 2014/60.
  • El emisor del instrumento de deuda no es una entidad de crédito, no tener como empresa matriz una entidad de crédito y tampoco, ser una entidad de gestión de activos.

A pesar que el programa de compras no afectan a las entidades de crédito, los mayores volúmenes de TIR negativa se concentran en emisiones de mayor corto plazo lanzadas por los bancos y que tienen su fecha de vencimiento en este año o el próximo.

No obstante,  tenemos también emisiones con una rentabilidad negativa correspondientes al sector no financiero, como es el caso de una emisión de 600 millones de euros de Telefónica con vencimiento en marzo de 2021, o dos de Iberdrola con vencimiento en 2017 y 2018, con rendimientos en negativo que oscilan entre el -0,22% y el -0,58%. La gran excepción es la emisión de un convertible de Acciona lanzada en enero de 2014 por 342 millones de euros y vencimiento en enero de 2019 y que cotiza con un rendimiento negativo del 6,45%.

Telefónica fue la primera empresa que dio el pistoletazo de salida a las emisiones con rentabilidad negativa en el ámbito español el pasado 2 de febrero. En esa ocasión, e emitieron  600 millones de euros en bonos vinculados a sus acciones. El cupón de la emisión fue del 0%, pero a la hora de la verdad los inversores obtendrán finalmente una rentabilidad negativa del –0,25% anual, pues se emitieron por encima del 100% de su nominal.

Con este escenario y viendo las buenas expectativas que ofrecía el BCE, las empresas españolas en el segundo trimestre ya se lanzaron a la emisión de bonos. De hecho, respecto al primer trimestre del año se emitieron  9.912 millones de euros en bonos corporativos, la cifra más elevada nunca vista y un incremento del 56% con respecto al trimestre anterior.

Si nos centramos en los títulos de deuda pública española, el pasado martes se emitieron Letras del Tesoro  a seis y doce meses. El nominal adjudicado con las Letras a seis meses fue de 987,30 millones de euros cuyo interés medio era del -0,255%, mientras que el nominal adjudicado con las Letras a doce meses fue de 3.979,70 millones de euros cuyo interés medio era del -0,197%.

letras

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *