Inicio / Estados Unidos / Trump, ¿Un cisne negro para los Estados Unidos?

Trump, ¿Un cisne negro para los Estados Unidos?

Image result for donald trumpHoy veremos el primer debate entre Donald Trump del partido republicano frente a la candidata demócrata Hillary Clinton. A pesar de que Trump se ha mantenido por debajo de las encuestas frente a Clinton, ha recortado diferencias en las últimas semanas. De hecho, el último sondeo del diario The Washington Post y la cadena ABC señalan un empate técnico entre ambos candidatos a la Casa Blanca. Pero, ¿Qué ofrece Trump en materia económica para los Estados Unidos?

De vuelta al proteccionismo… La estrategia de Trump para traer puestos de trabajo de vuelta a los Estados Unidos sería mediante una política arancelaria del 20% sobre todos los bienes importados, aunque esa tasa no está muy clara aún. También ha asegurado que enfatizaría su pollítica arancelaria a las empresas individuales que trasladan su fabricación en el extranjero. Por ejemplo, después Ford Motor anunció que construiría una planta de 2.500 millones de dólares en México, Trump se comprometió a poner un arancel del 35% en cualquier automóvil marca Ford hecho en México.

En materia fiscal, Trump tiene la finalidad de llevar a cabo un plan simplificado de tributación: Simplificar el código tributario, proporcionar una bajada de impuestos para la clase media, y hacer crecer la economía. Este plan de impuestos de Trump tiene cuatro puntos principales:

  • No hay impuesto para las personas que ganan menos de 25.000 dólares, o parejas casadas que ganen menos de 50.000 dólares.
  • Implementar cuatro tramos del impuesto; 0%, 10%, 20% y 25%.
  • Impuesto de sociedades del 15%.
  • Eliminación de impuestos tales como sucesiones, sobre patrimonio y el impuesto sobre donaciones.

Sin embargo existe un problema, y es que no existe una contrapartida clara de recorte de gastos por lo que es en la práctica insostenible. Según los expertos en materia fiscal, bajo este plan podría aumentar la deuda nacional en un 80% del PIB en 2036. Recordemos que en la actualidad, la deuda pública sobre PIB alcanza la cifra del 104% y que en el año fiscal de 2015 se registró un déficit de presupuesto del gobierno federal equivalente al 2,50%del PIB, el más bajo en 8 años.

En el supuesto de que no existiera contrapartida y se agudizará el déficit público, las agencias de calificación penalizarían finalmente su rating. Sin embargo, por ahora no han señalado un riesgo político en específico. Y según Moody’s, no importa quién gane la elección presidencial ya que mantendría la calificación de triple A, asegurando lo siguiente:

“El resultado de la próxima elección presidencial no tendrá impacto en la calificación crediticia Aaa estable de los Estados Unidos, independientemente de si Donald Trump o Hillary Clinton es elegido. […] Esto se debe a que el rating de Estados Unidos es de un alto grado de solidez financiera, institucional y de gobierno y su muy baja susceptibilidad a eventos de riesgo del país”.

Trump generalmente proyecta una postura dura sobre la inmigración, Oriente Medio y el terrorismo. A lo largo de la campaña, ha creado titulares al hacer comentarios bastante poco convencionales sobre estas cuestiones. La más llamativa quizá sea la construcción de un muro para proteger la frontera sur de la inmigración ilegal que sería pagada por México.

En definitiva, Trump ha centrado su discurso político contrario a la apertura exterior, una de las características más diferenciales de la economía estadounidense en su historia y por ahora le ha servido para liderar el bando republicano pero ¿Será capaz de dar la vuelta a las encuestas y llegar al despacho oval?

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *