Inicio / Bonos / Suiza, el primer país en tener todos sus bonos a intereses negativos

Suiza, el primer país en tener todos sus bonos a intereses negativos

Con la incertidumbre económica mundial alcanzando nuevos máximos por el efecto Brexit, ya tenemos otro impacto en el mercado de bonos que ha hecho historia… El rendimiento de los bonos suizos han pasado a ser negativo a vencimientos de hasta 50 años, un mínimo histórico de dicha deuda soberana a largo plazo, lo que significa que a día de hoy toda su estructura de bonos cotiza con una TIR negativa, siendo el primer país que puede reflejar tal realidad en su mercado de bonos.

CmldYyzWEAA6p5E

Este escenario tan idílico para el emisor de deuda, se debe principalmente por las entradas masivas de capital extranjero buscando la seguridad, que está llevando a deprimir los rendimientos de los bonos, incluso cuando los inversores pueden perder, ya que los intereses se encuentran por debajo del 0%.

El pequeño país ha devaluado su moneda, el franco suizo, y ha implementado tipos negativos para disuadir a los inversores y evitar la apreciación de su divisa. Los rendimientos de los bonos del gobierno suizo a 50 años han sido empujados hacia el territorio negativo, en concreto hasta el -0,003%. Por esta causa, todos los plazos de la deuda pública suiza que opera se encuentren por primera vez en la historia de un país en negativo.

Cml2pPsW8AA3ig5

La búsqueda del refugio ante el panorama de incertidumbre global ha empujado a que los bonos alemanes y japoneses hasta 15 años coticen con una TIR negativa. Por otra parte, la commodity por excelencia que se está viendo beneficiada está siendo el oro, que ha firmado máximos en los últimos dos años hasta llevar su cotización a los 1.368 dólares la onza y una revalorización desde principios del año cercana al 30%.

Todo este escenario descrito podría sugerir que la confianza sobre el crecimiento económico mundial y la inflación seguirá siendo moderada en los próximos años. También que los inversores esperan más recortes de los tipos  de interés e incluso, una mayor flexibilización monetaria de los bancos centrales de todo el mundo en respuesta al aumento de la incertidumbre. Si hubiera un escenario de mayor intervención monetaria, los inversores que apuestan por bonos con rendimientos nominales negativos, podrían beneficiarse de la subida del precio de los bonos y vendiéndolos posteriormente a la autoridad monetaria obteniendo así el beneficio.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *