Inicio / Divisas / Suiza condicionada por la política monetaria del BCE

Suiza condicionada por la política monetaria del BCE

El Banco Nacional de Suiza (SNB) mantiene su política monetaria expansiva. El SNB apuesta por permanecer una tasa del -0.75% y el rango objetivo para el Libor a tres meses se mantenga sin cambios en entre -1.25% y -0.25%. Al mismo tiempo, el SNB se mantiene activo en el mercado de divisas, según sea necesario. La tasa de interés negativa y la disposición del SNB para intervenir en el mercado de divisas están destinados a realizar las inversiones en francos suizos menos atractiva,ya que tienen consideración de activo refugio.

switzerland-interest-rate

El SNB aún espera que el crecimiento moderado de la economía mundial para sostener en los próximos trimestres. Sin embargo, el voto para el Reino Unido para la salida de la Unión Europea ha provocado una gran incertidumbre y hace más difícil una evaluación de las perspectivas económicas mundiales. El SNB ha revisado a la baja sus expectativas de crecimiento para el Reino Unido y la zona del euro. En cuanto a la economía global, los riesgos siguen siendo a la baja, debido a numerosos problemas estructurales.

En cuanto a inflación, para el 2016, la proyección de inflación se mantiene sin cambios en el -0,4%. Para el 2017, el Banco Nacional Suizo espera que la inflación sea del 0,2% y para el 2018 se situaría en el 0,6%.

Estos tipos negativos pueden tener una cierta justificación en una economía como la suiza dado que es una economía muy abierta con importantes vínculos comerciales con Europa y por ello, dependiendo de la política monetaria que desarrolla el BCE. Por ello, está intentando interviniendo en el tipo de cambio EUR/CHF mediante una combinación de tipos de interés negativos e intervención directa en el mercado de divisas. Por lo que el actual cruce EUR/CHF se encuentra en 1,07793 francos suizos.

euro-franco

Esta política monetaria tiene sus consecuencias… Y es que PostFinance, el primer banco suizo considerado “too big to fail”, sorprendió cuando anunció su intención de aplicar tipos de interés negativos a sus clientes con depósitos superiores al millón de francos suizos.

Tras la victoria de Donald Trump, los depósitos a la vista del SNB, el principal medio de financiación de compras de divisas,  han aumentado en más de 6.000 millones de francos suizos. Para ponerla en contexto, esta cifra representa aproximadamente la mitad de la intervención vista en la semana previa a la ruptura de la paridad fija entre el euro y el franco, en enero de 2015.

Es muy improbable que el SNB se decida a subir tipos de interés y la razón la encontramos en el BCE y su ampliación de su QE hasta finales de 2017. Bajo estas condiciones, el SNB no subiría los tipos de interés por la evidente presión al alza que supondría para el franco suizo por lo que la política NIRP (Negative Interest Rate Policy) se mantendría intacta, como mínimo, un año más.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *