Inicio / Bolsa / Se desploman los niveles de confianza de los inversores institucionales

Se desploman los niveles de confianza de los inversores institucionales

El dato de octubre del índice de confianza de los inversores de Wall Street cayó -3,4 puntos hasta 84,4- la lectura más baja desde finales de 2012. En todas las regiones, la confianza de los inversores institucionales norteamericanos cayó -2,6 puntos hasta 81,8, y el índice europeo cayó -10 puntos, mientras que el índice asiático se mantuvo prácticamente invariable, justo por debajo de -0,3 puntos.

El índice de confianza de los inversores institucionales globales había estado disminuyendo desde el máximo de este año en abril, y cayó por debajo de 100 en agosto, por lo que podría decirse que fue un aviso previo a la corrección del mercado global que se ha intensificado.

El índice asigna un significado preciso a los cambios en el apetito de riesgo de los inversores: cuanto mayor sea la asignación porcentual a la renta variable, mayor será el apetito de riesgo o la confianza. Una lectura de 100 es neutra; es el nivel en el que los inversores no están aumentando ni disminuyendo sus asignaciones a largo plazo a activos de riesgo. El índice difiere de las medidas basadas en encuestas en que se basa en las operaciones reales, y no en las opiniones de los inversores institucionales.

En el siguiente gráfico se aprecia la evolución del MSCI All Countries World Index – es un indicador interesante en el sentido de que a veces proporciona señales contrarias, y por lo menos proporciona algún contexto sobre lo que están haciendo los inversores más grandes. Por lo tanto, la gran pregunta es si se trata de una señal contraria, es decir de altísima sobreventa o si es un presagio de un giro en el mercado.

Por otra parte, en el siguiente gráfico se ve los índices de confianza de los inversores por región, en particular de los inversores norteamericanos, que son los que más desconfianza muestra. Esto es sin duda una paradoja pues el mercado estadounidense ha sido relativamente resistente en comparación con sus homólogos mundiales, por lo que podría tratarse simplemente de un caso de un aplazamiento tardío.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *