Inicio / Bolsa / ¿Qué es la gestión discrecional?

¿Qué es la gestión discrecional?

Resultado de imagen de Discretionary Investment ManagementLa gestión discrecional e individualizada es una forma de gestión de inversiones en el que las decisiones de comprar y vender son tomadas por un gestor de cartera o un asesor de inversiones para la cuenta del cliente. El término “discrecional” se refiere al hecho de que las decisiones de inversión se toman a discreción del administrador de la cartera. Esto significa que el cliente debe tener la máxima confianza en las capacidades del gestor de inversiones.

Se ofrece mayoritariamente por las personas que tienen una amplia experiencia en la industria de inversión y las credenciales educativas avanzadas, muchos gestores de poseen credenciales como el Chartered Financial Analyst (CFA). La gestión discrecional generalmente sólo se ofrece a altos patrimonios de los clientes que tienen un nivel significativo de activos invertibles, aunque la disminución de costes y la aparición de los robo-advisors, está cambiando la industria, ofreciendo gestión discrecional a patrimonios de toda clase.

La gestión discrecional aporta una serie de beneficios para los clientes. Se les libera de la carga de la toma de decisiones de inversión del día a día, lo que sin duda puede ser más beneficioso para la cartera del cliente ya que en gestor estará más en sintonía con los vaivenes del mercado. Asimismo, delegar el proceso de inversión a un gestor competente deja al cliente libre para centrarse en otras cosas que son importantes para él o ella.

También alinea el interés del gestor de inversiones con la del cliente, ya que los gestores suelen cobrar un porcentaje de los activos bajo administración como su comisión de gestión. Así, si la cartera crece bajo la administración del gestor de inversiones, el gestor obtiene una mayor remuneración. Esto reduce la tentación de ejercer “rotaciiones” de la cuenta a fin de generar más comisiones, lo cual perjudica tanto al cliente como al gestor.

El gestor puede asegurarse de que el cliente tiene acceso a mejores oportunidades de inversión a través del gestor de la cartera. El cliente también puede recibir mejores precios para las operaciones ejecutadas, como el gestor de la cartera puede poner a través de una sola compra o de venta para varios clientes.

Desde el punto de vista del cliente, él o ella debe tener confianza en la competencia del gestor de la cartera, la integridad y la honradez. Es por lo tanto corresponde a los clientes para llevar a cabo una adecuada diligencia debida sobre los posibles gestores de cartera antes de confiarles sus ahorros de su vida.

En España, la gestión discrecional e individualizada de carteras está regulada mediante el modelo adaptado a lo dispuesto en la Circular CNMV 7/2011. Se trata de una norma básica en las relaciones entre las entidades prestadoras de servicios de inversión y auxiliares y sus clientes minoristas, que necesariamente deben estar basadas en la confianza y en altos niveles de transparencia.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *