Inicio / Bolsa / Divisas / ¿Qué es el riesgo de tipo de cambio?

¿Qué es el riesgo de tipo de cambio?

El riesgo de tipo de cambio o riesgo divisa, es un riesgo de mercado asociado a la fluctuación en el tipo de cambio de una divisa respecto a otra. Este riesgo ha de ser asumido por aquellos inversores y compañías cuyas inversiones y negocios impliquen un intercambio entre divisas. El riesgo cambiario puede generar pérdidas o ganancias dependiendo de si el tipo de cambio ha evolucionado a favor o en contra de los intereses del inversor o compañía. A menudo, las compañías que realizan operaciones comerciales que implican intercambio entre divisas utilizan estrategias de cobertura para neutralizar o disminuir el riesgo de la exposición a las fluctuaciones en los tipos de cambio, de esta forma también se neutralizarán posibles ganancias de esta exposición.

El riesgo cambiario asociado con un instrumento denominado en moneda extranjera es un factor importante en la inversión extranjera. Por ejemplo, si un inversor estadounidense posee acciones en Italia, el rendimiento que se llevará a cabo se ve afectado tanto por el cambio en el precio de las acciones como por el cambio del valor del euro frente al dólar estadounidense. Supongamos que las acciones que el inversor posee en Italia se revalorizaron un 20%. Si el euro se ha depreciado un 20% frente al dólar estadounidense, el movimiento del tipo de cambio habría anulado el beneficio obtenido por la venta de las acciones. Es por ello, que si un inversor de Estados Unidos invierte en la bolsa española, no puede obtener el rendimiento de un inversor español, ya que el inversor estadounidense debe preocuparse por su rendimiento en términos de dólares. El inversor norteamericano puede optar por una de las siguientes opciones: No cubrir riesgos, cubrir totalmente el riesgo en euros, utilizando por ejemplo contratos forward o bien una fórmula mixta, cubriendo una parte.

Si una empresa compra o vende en otra moneda, entonces los ingresos y los costes pueden aumentar o disminuir en función de las fluctuaciones de los tipos de cambio y su efecto en las conversiones de divisas entre la divisa extranjera y la divisa nacional. Del mismo modo, si una empresa recibe fondos en otra moneda, los pagos de la deuda podrían variar en términos de moneda nacional, y si la empresa ha invertido en el extranjero, los retornos de la inversión pueden variar con la evolución de los tipos de cambio.

El riesgo cambiario ha demostrado ser particularmente significativo y perjudicial sobre todo para grandes proyectos de inversión de una sola vez, los llamados megaproyectos. Esto se debe a que este tipo de proyectos normalmente son financiados por créditos denominados en divisas diferentes a la divisa del país de origen del propietario de la deuda. Los megaproyectos han demostrado ser propensos a terminar en lo que se ha denominado “trampa de deuda”, que puede llegar a hacer que los costes del pago de la deuda sean mayores que los ingresos disponibles para hacerlo. Por ello es tan frecuente que se realicen reestructuraciones financieras en los megaproyectos.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *