Inicio / Burbujas / Peligros en el horizonte bursátil

Peligros en el horizonte bursátil

Últimamente se están dando una serie de coincidencias técnicas que conviene tener en cuenta para la evolución de las bolsas en los próximos meses. Así que vamos a repasar una algunos gráficos para formarnos una idea básica de los peligros que tenemos en el horizonte más cercano.

En primer lugar vamos ha desarrollar una idea de nuestro Ibex 35, más concretamente sobre los dos valores que más lo mueven, Santander y Telefónica. En el primer gráfico que se observa, es la cotización del Santander, pues bien casualidades de la vida (o quizá no), a principios de 2014 el precio del valor se paró en su resistencia histórica los 7,20 euros, al igual que en los techos de mercado de finales de 2007 y principios de 2010. No obstante, el valor bancario sigue por encima de su recta directriz alcista, así que las perspectivas aún hoy son alcistas. En el segundo gráfico que vemos es el de Telefónica, pues bien todos los techos de mercado que se han formado hasta la fecha, el valor los ha clavado y podemos ver una gran resistencia, desde los máximos de las punto.com, que se ubica en los 14,20 euros, justo donde ahora se encuentra la cotización (14,23 euros). Dado la importancia en el Ibex 35, necesitamos sí o sí que ambos valores consigan vencer a sus respectivas resistencias para que el selectivo español consiga superar los 12.000 puntos.

Twf y san

Otro peligro en el horizonte lo podríamos encontrar en el selectivo alemán, Dax 30. En el siguiente gráfico, se establece una comparativa entre la cotización del Dax y la volatilidad del índice. Por lo general, la bolsa tiene un comportamiento alcista cuando la volatilidad cae y bajista cuando la volatilidad se incrementa. Bajo este razonamiento, se observa que desde 2009 hasta mediados de 2014 hemos asistido a una caída sucesiva de la volatilidad, sin embargo desde hace más  de un año la volatilidad del selectivo alemán se está  incrementando. Para hacer una comparativa con un periodo anterior, nos fijamos que en el año 2007, cuando se estaba formando el techo de mercado, el Dax no paraba de dar bandazos para un lado y el otro, lo que contribuía a ver in crescendo la volatilidad hasta que a finales de 2007 empezaron a suceder las bruscas caídas.

dax
El gráfico del EuroStoxx50 también anda por una zona de peligro, y es que en el siguiente gráfico a escala logarítmica se observa  cómo el selectivo europeo se paró  en abril de este año en los 3.800 puntos, un nivel donde se dan un par de coincidencias muy importantes. La primera es que la recta proyectada desde los máximos del año 2000  y 2007, transcurre exactamente por esos niveles en el que el EuroStoxx50 dió el frenazo. La otra coincidencia va referida al canal alcista que se viene desarrollando desde principios de 2009 y es que esos 3.800 puntos coincidieron a su vez con la parte alta del de dicho canal, que fue el punto de partida para movilizar las ventas en el mercado.

Stoxx50

Dejando atrás Europa veamos cómo andan los americanos, ya que tenemos tres gráficos de suma importancia en la actualidad y como mínimo hay que echarle un vistazo por los potenciales peligros en el horizonte que suponen.

El primer gráfico corresponde a Apple, una empresa que ha llegado a reflejar una capitalización bursátil de más de 700.000 millones de dólares, todo un récord. Pues bien Apple no anda precisamente por sus mejores momentos y es que tras alcanzar la gloria en los 133 dólares, el valor ha estado cayendo hasta los 115 dólares, un traspiés del 14% desde sus máximos. Una curiosidad que quiero reflejar es que el valor en su trayectoria alcista se ha dejado un par de gaps en el camino, el primero estaría en la zona de los 100 dólares y el segundo en los 75 dólares. Estos niveles son sumamente importantes ya que si la corrección se extiende suelen funcionar como “imán”, atrayendo las cotizaciones.

Apple gaps

¿Se acuerdan de la burbuja tecnológica, de la exuberancia irracional, que llevó al Nasdaq a cotizar a los 5.058 puntos ? Pues ahora andamos en los 5.056 puntos, habiendo fijado un máximo histórico en los 5.210 puntos. Atendiendo a la sobrevaloración del Nasdaq comentamos en el artículo “¿Volvemos a vivir una burbuja tecnológica?”, que Google posee un PER de 28 veces, lo que significa que deben pasar 28 años a beneficios actuales para recuperar la inversión. Si invertimos nuestro dinero en Facebook, deberían pasar 75 años para recuperar nuestra inversión. Twitter, mi red social favorita, está en pérdidas por valor de 578 millones en el último ejercicio y si en diciembre de 2013, un mes después de salir a bolsa,  llegó a los 73 dólares, ahora está en los 49 dólares y su PER estimado para este ejercicio es de 82 veces.

Nasdaq

Por último y no por ello menos importante el S&P500, el selectivo que todo el mundo tiene puesto el ojo encima y que durante este año ha llegado a máximos históricos en los 2.130 puntos. En primer lugar hay que ver que entre QE y planes de recompra de acciones, el selectivo estadounidense ha subido un 220% en seis años y medio. Pero atención que llegan peligros en el horizonte, en primer lugar hay que decir que en este último año, el S&P500 anda dando bandazos de un lado para otro, por lo que podríamos entenderlo cono una señal de distribución de papel de las manos fuertes hacia las débiles. Si nos adentramos en cuestiones técnicas, los 2.000 puntos supusieron la parte alta del canal alcista a largo plazo, a partir de ahí anda bastante atascado. En la actualidad, el S&P500 se encuentra en los 2.083 puntos  y muy cerca de la parte baja del canal alcista que se ha desarrollado desde el año 2013.

sp500
Sin duda estamos en zona de “peligros en el horizonte”, los alcistas y los bajistas están disputando más que nunca la batalla en las bolsas, descontando sus respectivas expectativas, veremos si los peligros logran ser superados o la exuberancia irracional ha llegado por fin a su límite.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *