Inicio / Bolsa / Para ganar en bolsa, siempre hay que estar dispuesto a perder

Para ganar en bolsa, siempre hay que estar dispuesto a perder

En términos generales, podemos diferenciar dos bloques de inversores, los que pasan todo su tiempo obsesionados con la siguiente corrección de 10% y cuándo va a suceder y los que se están volviendo excesivamente tolerantes con el riesgo de una corrección o un mercado bajista.

Las pérdidas son una parte natural de todo mercado que funcione de manera correcta. Sin pérdidas ocasionales, las acciones cotizadas no obtendrían una prima de riesgo frente a las clases de activos más seguros, como bien puedan ser los bonos o el dinero en efectivo. Para ilustrar tal afirmación, sólo basta con echar un vistazo a la siguiente tabla que se detalla los peores caídas o drawdowns del índice bursátil S&P500 desde el año 1950. Como podemos observar, las pérdidas son perfectamente normales en toda la serie histórica y simplemente hay que convivir con ellas. De hecho, desde 1950 sólo hemos presenciado cuatro años (1954, 1958, 1964 y 1995 ), en los que hemos presenciado correcciones inferiores al 5% en algún momento durante el año.

drawdowns

Desde 1950 hasta la actualidad, en el 50% de todos los períodos anuales los inversores han vivido correcciones como mínimo del 10%, por lo que cada año otros inversores tuvieron que lidiar con la pérdida de dos dígitos en algún momento a lo largo del año. En concreto, han habido 34 años con caídas de doble dígitos, aunque 20 de esos períodos, el selectivo estadounidense terminó finalmente el año el año en terreno positivo. De este modo, el 60% de todos los años con una caída superior al 10% aún así terminó el año en terreno positivo. Incluso desde 1950, el S&P500 ha vivido caídas del -25,9%, -27,6% y  del -33,5% y aún así, el selectivo estadounidense ha cerrado el año en positivo.

drawdowns II

Otra estadística que puede ser interesante es que desde 1950, el S&P 500 nunca ha terminado el año natural con pérdidas si no han aparecido caídas de dos dígitos en algún momento durante el año. Así que en 31 de los 65 años en este conjunto de muestras, las cotizaciones terminaron con un beneficio, cuando habían sufrido correcciones de dos dígitos.

A pesar de todas estas correcciones que estamos mencionando, el S&P 500 ha mantenido con una rentabilidad media anual del 9,4%. Es por ello, que no se puede participar en el mercado de valores sin tener que lidiar con las pérdidas en algún momento determinado. Son una parte inevitable de un mercado total de participantes con diferentes opiniones y expectativas. Tienes que aprender a manejar estas pérdidas periódicas con ecuanimidad si alguna vez va a tener éxito como inversionista.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *