Inicio / Grexit / Los indicadores adelantados evidencian el destrozo de la economía griega

Los indicadores adelantados evidencian el destrozo de la economía griega

Hay datos que asustan y este es uno de ellos, si Grecia no tiene suficiente con lo que tiene, el lunes se publicaron los datos de PMI manufacturero, que como repasamos en el artículo “Indicadores adelantados e indicadores atrasados de la economía”, el índice PMI probablemente sea uno de los indicadores más seguidos de mercado y se dirige a los gestores de compras de las grandes empresas privadas en la que se hacen una encuesta sobre las futuras compras. La interpretación es que si el PMI cruza de abajo a arriba la cuota de los 50, más de la mitad de los gestores de compras aumentarán sus compras, lo que significa que su expectativa es que las ventas vayan a aumentar y cambie el ciclo de la economía. A medida que el PMI crezca más serán los grandes gestores de compras los que se encuentren cómodos para aumentar sus compras. Sin embargo, si el PMI cruza de arriba abajo la cuota de los 50, la interpretación es que la gran mayoría de gestores de compras no aumentarán las compras, mostrando una expectativa negativa sobre la evolución del ciclo económico, aunque la economía este creciendo.

PMI Grecia

Pues bien el batacazo de este indicador en el mes de julio ha sido histórico, ni el Pasok ni Nueva Democracia lo habían propiciado un escenario de este tipo, y el PMI Manufacturero alcanza niveles cercanos a 30. Esto es verdaderamente grave, ya que como se puede apreciar en el gráfico existe una especial relación con la evolución anual del PIB del país heleno. Dado que es un indicador adelantado, los próximos datos de la evolución anual del PIB serán muy malos y no nos extrañe ver caídas superiores al 10%. Las principales causas de la contracción de la producción han sido doble, por un lado los requisitos de producción disminuyeron como el desplome de las nuevas órdenes mientras que los fabricantes tenían dificultad para materiales de aprovisionamiento y los bienes semi-acabados para su uso en el proceso de producción.

Esta situación se debe a que cierres de los bancos han obstaculizado gravemente la actividad empresarial. La demanda ha sido golpeada en medio de la incertidumbre que rodea el futuro de Grecia , lo que lleva tanto nuevo total los negocios y las exportaciones se contraigan bruscamente, y queda por ver cuánto tiempo le toma a la economía helena.

Una parte del problema ha sido solucionado ya que el 20 de julio los bancos volvieron a abrir, tras el corralito bancario. Esto se pudo establecer en el momento que Tsipras decidió aceptar todas las contrapartidas que le solicitaban los acreedores. Este hecho es positivo porque el gobierno heleno sólo es solvente con ayuda de los acreedores ya que no accede a la financiación a los mercados. Asimismo la banca griega que acumula gran parte de los bonos griegos en su balance se la puede volver a calificar de solvente, por lo que como el BCE aumentó el crédito de emergencia a trávés del ELA, para solucionar los problemas de liquidez, al volver a tratar con entidades calificadas como solventes.

Asimismo no debemos olvidar el indicador adelantado por excelencia, la bolsa. Pues bien, el lunes, tras cinco semanas cerrada, el parqué heleno se abrió y la cantidad de ordenes de venta sin contrapartida provocó que el índice Athex 20 se dejó un 16% tras perder más de un 23% en la apertura, una caída no vista nunca, liderado por el desplome bancario. Las caídas han ido a más en estos días y en la actualidad el selectivo se encuentra en los 187 puntos, y se ubica muy cerca de los mínimos de junio de 2012 en los 169 puntos.

ATX20

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *