Inicio / Acciones / Los grandes inversores también se equivocan, Bill Gates y su desastre en FCC

Los grandes inversores también se equivocan, Bill Gates y su desastre en FCC

descargaEn octubre de 2013, Bill Gates, la fortuna más importante del mundo, se fijó en la constructora española FCC, por lo que adquirió un 6% del capital social de FCC, participación por la que ha pagó en su momento 113,5 millones de euros, mediante la compra de 7.638.198 acciones a 14,86 euros por acción, con un descuento del 4,5 %. Por aquel entonces, la empresa abordaba un plan estratégico cuyo fin era reducir el abultado endeudamiento. Dos meses más tarde, fue George Soros siguió los pasos de Gates y se incorporó al capital de FCC con un desembolso de 72 millones de euros, adquiriendo el 3,8% del capital vendido por la propia Esther Koplowitz.

Por aquel entonces, el gobierno de España no tardó en vincular estos movimientos con el aumento de la confianza en la economía del país y la salida esperada de la recesión. La inversión de capital extranjero viene volvía a España por primera vez desde el inicio de la fase aguda de la crisis, con una serie de inversiones por parte de los grupos de capital extranjero en el sector inmobiliario desde el final del verano.

FCC

En noviembre de 2014, fue Carlos Slim quién se incorporó a la constructora con una inversión alrededor de 650 millones de euros., pagando 9,75 euros por acción. En su momento, tomando como referencia los 16 euros por título que rondaba la cotización de FCC en el mercado, suponía un descuento del 39%.

Asimismo, Slim presentó a finales de junio la oferta pública obligatoria de adquisición de acciones de FCC. La oferta se dirigía al 100% del capital social de FCC, a un precio de 7,60 euros, compuesto por 378.825.506 acciones y a 23.065.744 acciones que la empresa deberá emitir en el caso de conversión de 8.996 bonos convertibles en circulación. Quedaban excluidas 200.646.170 acciones (52,97 % del capital), pertenecientes directa o indirectamente al oferente y a Esther Koplowitz.

Al principio hubo reticencias al precio de la OPA, debido a que querían vincular el precio de la OPA a los acuerdos de Bankia y BBVA que tienen una opción de venta en los 9 euros por acción que les concede a las entidades la posibilidad de liquidar su posición acreedora, y que pueden ejecutar a partir del año 2020. No obstante la estrategia no ha funcionado por lo que, ante la OPA presentada, Bill Gates ha finalizado su andadura por la constructora española, ingresará alrededor de 57,6 millones de euros, por lo que deberá  afrontar unas pérdidas de 55 millones de euros, prácticamente la mitad de su inversión.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *