Inicio / Bonos / La inflación ha vuelto, promoviendo el aumento de las rentabilidades en los bonos

La inflación ha vuelto, promoviendo el aumento de las rentabilidades en los bonos

En Estados Unidos los precios al consumidor aumentaron un 1,7% en noviembre de 2016, tras una subida del 1,6 % en octubre y en línea con las expectativas del mercado. Fue la tasa de inflación más alta desde octubre de 2014, impulsado principalmente por mayores costes de energía mientras que los precios de los alimentos siguieron cayendo.

United States Inflation Rate

Por su parte, si nos centramos en la Eurozona, los últimos datos de diciembre estimados revelan que los precios al consumidor en la zona euro subieron un 1,1% tras un año, después de un aumento del 0,6% en noviembre. Es la tasa de inflación más alta desde septiembre de 2013 y por encima de las expectativas del mercado de un 1%, impulsado principalmente por un repunte en los precios de la energía.

Los precios del petróleo han ocupado los titulares, en elaño pasado vimos como en febrero el barril de WTI tocó los 26,21 dólares, pero desde ese momento hasta el actual el precio se ha doblado al cotizar en los 52,55 dólares.  A la postre, los precios de los metales industriales también están aumentando. La magnitud del aumento puede ser considerado como exagerado por la especulación y una preferencia creciente en China para los activos denominados en dólares por la devaluación del yuan del 7% en el año anterior..

Este aumento de la inflación que hemos visto tiene sus consecuencias en especial en el mercado de bonos. Si examinamos cómo ha evolucionado el bono estadounidense a diez años, en los últimos seis meses vemos que ha pasado de cotizar con una TIR del 1,36% hasta alcanzar una rentabilidad del 2,38%. Un camino parecido le ha ocurrido al bono alemán a diez años ya que si en julio del año anterior se apuntó los mínimos históricos al cotizar con una TIR de -0,184%, a día de hoy ha pasado a terreno positivo sumando una TIR del 0,338%.

Los aumentos de las rentabilidades de los bonos soberanos desde principios reflejan, en parte, la tendencia global al aumento de los tipos de interés a largo plazo. Esta tendencia fue más pronunciada en los Estados Unidos, donde los rendimientos aumentaron principalmente en la parte posterior del aumento de las expectativas del mercado de una mayor inflación asociada con la posible estímulo fiscal y el proteccionismo, con probables consecuencias sobre el curso de la política monetaria. Después de la s elecciones presidenciales en Estados Unidos, las expectativas de inflación desempeñaron un papel principal en el aumento delas rentabilidades nominales.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *