Inicio / Bonos / La importancia del rating “AAA” para los emisores de bonos

La importancia del rating “AAA” para los emisores de bonos

Antes de decidir si invertir en un instrumento de deuda de una empresa o de un país , se debe determinar si el emisor será capaz de cumplir con sus obligaciones vinculadas a sus emisiones de deuda. Para ello, es necesario evaluaciones independientes y objetivas de la calidad crediticia de las empresas y los países, que efectúan las empresas de rating como Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s.

La calificación de “AAA”, “supone la mayor calidad crediticia que ofrece a los inversores la mayor protección para el pago del capital y los respectivos intereses. Las beneficios de estos emisores se consideran estables, la estructura de la industria en la que opera la entidad es fuerte, y las perspectivas de rentabilidad futura es favorable. Por el contrario, las calificaciones de crédito “AA” son de una excelente solvencia y protección de los intereses y del principal [de pago] se considera alta y difieren de los bonos con calificación “AAA” sólo para un pequeño grado.

Como veremos a continuación en el gráfico del Banco de la Fed de St. Louis a partir de datos de Bank of America Merrill Lynch, la diferencia en los costes de los endeudamiento de ambos ratings (“AAA” frente a “AA”) puede ser bastante notable durante, en un mercado especialmente volátil. Para ilustrarlo, en el año 2011 durante la crisis de la deuda europea , los diferenciales en los costes entre el endeudamiento de los emisores de “AAA” y los emisores de “AA” alcanzaron un máximo de alrededor del 1%, mientras que hoy en día con una volatilidad baja, la diferencia está más cerca de 0,16%.

Si bien puede no parecer mucho un 1%, se puede hacer una diferencia sustancial si los nuevos préstamos son grandes. No es raro que los emisores de deuda para obtener grandes sumas de dinero. Por ejemplo la multinacional Apple, calificado como “AA +” y sin necesidad de endeudamiento debido a su exceso de tesorería ha emitido bonos por valor de 17.000 millones de dólares en 2013. Para Apple un 1% de diferencia en los costes de endeudamiento, sin embargo, habría sido el equivalente a 170 millones en costes anuales de endeudamiento, lo que es verdaderamente relevante. Si este coste lo proyectáramos en más de 10 años, la cantidad total de interés marginal sería 2.000 millones de dólares. Este es el dinero que se podría dedicar a la investigación y el desarrollo, CAPEX, recompra de acciones, dividendos, etc. Esto es sólo un ejemplo hipotético, pero ilustra la diferencia sustancial en los costes por intereses en diferentes momentos en el ciclo de mercado.

El rating de “AAA” está desapareciendo rápidamente del paisaje y pronto podría ser consignado al basurero de la historia. Muchos emisores (especialmente estados) no ven el valor en conseguir la  más alta calificación crediticia posible, a pesar de cierta evidencia de lo contrario. El mantenimiento de calificaciones de grado de inversión (por encima de “BBB-“) parece ser lo que es más importante en el mundo actual.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *