Inicio / EuroZona / La Eurozona se sumerge en el bajo crecimiento con una Italia estancada

La Eurozona se sumerge en el bajo crecimiento con una Italia estancada

Resultado de imagen de eurozone

El crecimiento del PIB de la eurozona se está ralentizando al paso de los trimestres. El crecimiento del PIB de la Eurozona fue muy suave en el tercer trimestre, situándose en el dato interanual en el 1,7% frente al 2,2% del trimestre anterior. No se veía un dato igual desde el tercer trimestre de 2016.

Sin lugar a dudas, no es un buen dato pero hay esperanzas de que los datos de los trimestres venideros podrían vayan a mejor por las siguientes razones que se aprecian en los datos adelantados:

  • El Índice de Compras y Manufacturas (PMI) ha estado apuntando a un crecimiento trimestral algo más saludable, del 1,25% al 1,5%, en los últimos meses.
  • Ha habido un claro patrón de revisiones al alza del PIB en la Eurozona en las fases expansivas del ciclo económico. Este podría ser el caso de nuevo en el último trimestre, y en los trimestres anteriores en general.
  • Hubo factores temporales que debilitaron el crecimiento a mediados de año, en primer lugar, las interrupciones en la producción de automóviles debido a los nuevos procedimientos de prueba de las emisiones de los automóviles (lo que afectó significativamente al crecimiento alemán dada la importancia de la producción de automóviles en el país, pero también en otros países).
  • El cambio de rumbo de los precios del petróleo desde principios de octubre, si se mantiene, debería ayudar a los ingresos de los hogares y al gasto de los consumidores a seguir adelante.

Lo que es más preocupante que la propia impresión del PIB es que el PMI de la Eurozona dio un paso atrás en octubre, tras la estabilización observada en los meses anteriores. Y, quizás aún más importante, la debilidad de Italia parece sorprendente. La economía italiana se estancó en el tercer trimestre de acuerdo con la publicación del PIB, y el PMI apunta a un crecimiento negativo a principios del cuarto trimestre.

El menor crecimiento de la Eurozona en el tercer trimestre no es una preocupación importante, pero hay que observar Italia… 

Es probable que la debilidad del crecimiento en Italia esté vinculada -y corre el riesgo de exacerbar- al aumento actual de los diferenciales soberanos en el país, dados los ciclos de retroalimentación sobre las finanzas públicas, las posiciones de capital de los bancos y las condiciones financieras en general, y las crecientes presiones sobre el gobierno para que mantenga satisfecha a la población.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *