Inicio / Indicadores / La curva de rentabilidades de los bonos y sus teorías

La curva de rentabilidades de los bonos y sus teorías

La curva de rendimiento es la relación de la madurez a la rentabilidad de los bonos asignada a través de diferentes longitudes de madurez. El mercado de bonos presta mucha atención a la forma de la curva de rendimientos. Generalmente podemos dividir en dos las principales de la curvas de tipos: normal e invertida. Una curva de rendimiento normal muestra que los inversores esperan que la economía siga creciendo ya que las rentabilidades a corto plazo son inferiores que las de a lar plazo. Una curva de rendimiento invertida se produce cuando las tasas de interés a corto plazo son más altas que las tasas de largo plazo, y muestra que los inversores esperan que la economía se desacelere.

La Teoría de Segmentación de Mercados  asume que los diferentes vencimientos crean segmentos de mercado independientes. Por lo tanto, el precio de los bonos con un vencimiento de un año es determinado por la oferta y la demanda de los activos con vencimiento de un año, sin relación con los precios de los activos con otros vencimientos, por ejemplo con los de dos o tres años, por lo que los activos de renta fija con diferentes vencimientos no son sustituibles entre sí.

El modelo de segmentación de mercados está sujeto en la idea de que cada inversor tiene un periodo de posesión particular en mente y no va a invertir en activos que no tengan el vencimiento que este tiene pensado. Mientras esta teoría es consistente con la hipótesis de que los tipos de interés a largo plazo son normalmente mayores que los de a corto plazo tal y como se suele apreciar el las curvas de rentabilidad de los bonos, falla en la explicación de por qué los tipos de interés para los diferentes vencimientos tienden a moverse a la vez.

En base a la Teoría de Segmentación de Mercados la demanda y la oferta de bonos en cada nivel de madurez se basa en el tipo de interés actual y las futuras expectativas de tasas de interés. El mercado de bonos se divide normalmente en tres segmentos principales basados ​​en longitudes de vencimiento: a corto plazo, mediano plazo y largo plazo. La segmentación del mercado de bonos se debe al hecho de que los inversores y los prestatarios están cubriendo los vencimientos de sus activos y pasivos con los bonos de plazos similares.  Por ejemplo, la oferta y la demanda de gobierno a corto plazo y bonos corporativos depende de la demanda de las empresas para los activos a corto plazo, tales como cuentas por cobrar e inventarios. La oferta y la demanda de bonos de vencimiento a medio y largo plazo depende de las corporaciones que financian las mejoras de capital más grandes. Los inversores y prestatarios tratan de cubrir sus exposiciones en cada longitud de madurez, por lo que los segmentos del mercado de bonos operan independientemente unos de otros.

Sin embargo, la Teoría del Hábitat Preferido es una teoría relacionada sí trata de explicar la forma de la curva de rendimientos. Esta teoría afirma que los inversores de bonos han preferido longitudes enfocadas en el largo plazo. Los inversores sólo se ven fuera de su mercado preferido si hay un rendimiento suficiente para compensar el riesgo adicional percibido de la compra de bonos con diferentes longitudes de madurez. Si las expectativas de rentabilidad de los bonos a largo plazo exceden las expectativas de los bonos a corto plazo, los inversores que normalmente compran sólo bonos a corto plazo se desplazará a plazos más largos para obtener consecuentemente un aumento de los rendimientos.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *