Inicio / Bolsa / La banca europea se hunde un 18% en lo que va de año ¿Oportunidad de inversión?

La banca europea se hunde un 18% en lo que va de año ¿Oportunidad de inversión?

El sector bursátil más rechazado de Europa, la banca, está empezando a tentar a algunos inversores a medida que una serie de sólidas actualizaciones de los beneficios les convencen de que hay ofertas a precio reducido. Los bancos de la Eurozona, representados por el Eurostoxx Banks, son las acciones con peor rendimiento en lo que va de año, con un descenso del 18% a medida que los inversores se desprenden de los activos considerados más vulnerables a los trastornos políticos.

Al mismo tiempo, un impulso para el sector en forma de una subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) parece aún muy lejano. Sin embargo, los bancos en general han arrojado sólidos resultados en el segundo trimestre, y sus bajas valoraciones y sus crecientes pagos de dividendos están atrayendo a los inversores a pesar de la incertidumbre política sobre, por ejemplo, el nuevo gobierno de Italia y la política comercial de Estados Unidos.

Las acciones bancarias aún no se han recuperado de la crisis financiera: el índice bursátil de los bancos de la Eurozona ha bajado un 75% desde su máximo en 2007. Así que todavía queda un largo camino por recorrer. Pero eso es precisamente lo que está atrayendo a los inversores de valor deseosos de encontrar una ganga antes de que el resto del mercado se ponga de moda.

Las acciones de los bancos de la Eurozona se negocian a 0,7 veces su valor en libros por acción, la mitad que las del sector bancario estadounidense S&P 500.

 

Y las ganancias de los bancos en general han reconfortado a los inversores. Alrededor del 74% de las empresas del sector financiero han superado las previsiones de beneficios esta temporada de informes trimestrales, uno de los ratios más fuertes de Europa. La rentabilidad ha aumentado un 22% interanual, mientras que la calidad crediticia está aumentando junto con los volúmenes de préstamos, a pesar de la desaceleración del crecimiento económico en la Eurozona

Entre regulaciones más estrictas, fuertes multas por delitos menores de crisis financiera, crecimiento lento y volatilidad política, los bancos de la Eurozona se enfrentan a una ardua lucha para convencer a muchos inversores.

La agitación política de mayo en Italia asustó a algunos inversores que seguían preocupados por la resistencia de la Eurozona tras la crisis de la deuda soberana, lo que les llevó a preocuparse de que las acciones, aparentemente de buen valor, pudieran ser una trampa que llevara a nuevas pérdidas.

Y aunque se espera que el BCE comience a subir los tipos de interés en aproximadamente un año, una crisis mundial -digamos, provocada por una guerra comercial- podría retrasar aún más la normalización de la política monetaria.

El sector bancario ha intentado -y fracasado- una convincente recuperación de las beneficios en múltiples ocasiones durante la última década, y muchos siguen siendo escépticos… ¿Esta vez podría ser diferente?

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *