Inicio / Euro / Italia y la política monetaria halcón de la Fed lastran al euro

Italia y la política monetaria halcón de la Fed lastran al euro

Después de su mejor racha desde 2003, el euro ha caído cerca del 4% en lo que va de año en 2018, impulsada principalmente por el aumento de las apuestas a favor del dólar por el sólido desempeño económico de Estados Unidos y por la senda de endurecimiento de la política de la Reserva Federal.

Recientemente los mercados se han visto afectados por la incertidumbre en torno a la deuda de Italia, los planes fiscales y las futuras relaciones con Europa, lo que llevó a la moneda única a un mínimo en seis semanas de 1,1475 dólares. 

El gobierno italiano fijó la semana pasada un objetivo de déficit del 2,4% del PIB para los próximos tres años. Esta triplicación del objetivo de su predecesor por el segundo país más endeudado de la UE inquietó a los inversores y provocó críticas y peticiones de reconsideración por parte de la Comisión Europea.

Cabe recordar que la coalición gobernante de Italia, que unió sus fuerzas en junio con promesas de recortar los impuestos y aumentar el gasto social, dirigió su ira contra Bruselas. Su otro viceprimer ministro, el líder de la Liga de derechas Matteo Salvini, dijo que podría buscar compensación de la UE por los crecientes costes de los préstamos de Italia.

Si Italia marca la evolución del euro a corto plazo… La política monetaria de la Fed y la fuerte economía estadounidense es el factor estructural más relevante. 

La falta de nuevos detalles en torno a la estrategia de salida del BCE sugiere que el banco central no tiene prisa por apartarse de su postura altamente acomodaticia, ya que las perspectivas de crecimiento del PIB real se han revisado ligeramente a la baja para 2018 y 2019, debido principalmente a una contribución algo más débil de la demanda exterior. A todo ello, hay que unir los riesgos relacionados con el creciente proteccionismo, las vulnerabilidades de los mercados emergentes y la volatilidad de los mercados financieros han ganado más importancia recientemente.

En contraste, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) parece dispuesto a embarcarse más en su ciclo de alza, ya que el banco central cumple en gran medida con su doble mandato de política monetaria, y el Presidente Jerome Powell podría continuar preparando a los hogares y empresas estadounidenses para un mayor coste de los préstamos, ya que “el Comité espera que nuevos aumentos graduales en el rango de la tasa de interés de los fondos federales sean consistentes con la expansión sostenida de la actividad económica, las sólidas condiciones del mercado laboral y la inflación cercana al objetivo simétrico del 2% del Comité a mediano plazo”.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *