Inicio / Inversión / El sentimiento en la gran empresa en máximos desde 2015

El sentimiento en la gran empresa en máximos desde 2015

Según la última encuesta de analistas elaborada por Fidelity para valorar el sentimiento empresarial, éste se encuentra en su punto más elevado desde el año 2014.  Para la realización de este indicador, se efectúa encuestas analistas de renta fija y renta variable, tras haber participado en más de 17.000 entrevistas durante el año con las principales empresas de todo el mundo, abarcando el 90%  de la capitalización bursátil a escala mundial.

Los directivos de las empresas  perciben un crecimiento económico de sus ingresos que es el principal motor de sus resultados. En comparativa, en el año anterior los directivos se centraban en la relación coste-eficiencia. Por esa razón, el “Global analyst sentiment indicator” de Fidelity se encuentra en 6 puntos, mientras que en 2016 y 2015 se situaba en 5 y 5,7 puntos respectivamente. Esta mejora puede impactar con la situación actual de una Europa que se rompe por primera vez, tras la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

Los principales cambios en el sentimiento del mercado se deben principalmente a las regiones emergentes de Europa Oriental, Oriente medio, África y Latinoamérica donde la puntuación ha evolucionado desde 2,7 a 6,4 puntos, siendo el horizonte de 5 puntos la frontera entre el pesimismo y el optimismo.

Si nos centramos en la Europa central, también se ha percibido mejoras independientemente de la situación política que se esté viviendo pues la puntuación ha mejorado desde 5,1 a 6 puntos. En Estados Unidos la mejora aún ha sido mucho más notoria ya que hace un año la puntuación era de 4,7 puntos y en la actualidad es de 6,2 puntos.

Sin una dudas, el Reino Unido y su Brexit fue el evento político de mayor trascendencia en el año pasado y los profesionales radicados  allí, muestran una preocupación por la ruptura con la Unión Europea al afirmar, en un 70% de los casos, que la competitividad del país se ha visto seriamente deteriorada. Asimismo, un 59% de los más de 1.400 profesionales encuestados en el ámbito global, creen que es probable que existan más países que decidan salirse de la Unión Europea y en última instancia, la desintegración de la Unión Europea.

El ciclo económico mundial está en buena forma en 2017, a pesar de que se enfrenta a la vez a un perfil de maduración y una asombrosa variedad de posibles resultados de los factores políticos. En términos generales, la mayor parte del mundo desarrollado se encuentra en las fases más maduras de expansión económica, y una mejor trayectoria cíclica de China ha ayudado a impulsar muchas economías de mercados emergentes. En 2016, la estabilización económica de China, impulsado por la política fiscal y monetaria acomodaticia, fue un factor clave, y podría seguir apoyando el crecimiento global en el próximo año.

La actividad industrial de Europa se ha recuperado y las expectativas económicas han aumentado en la mayoría de las grandes economías desarrolladas, aunque el ambiente político plantea riesgos en el año 2017 con varias elecciones de relevancia. El panorama económico global para 2017 es de modesta tracción cíclica, lo que disminuirá las presiones deflacionarias globales, lo que nos lleva a una baja probabilidad de una recesión global.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *