El petróleo ya está en los 75 dólares ¿Qué está pasando en el oro negro? | Bolsa
Inicio / Materias Primas / El petróleo ya está en los 75 dólares ¿Qué está pasando en el oro negro?

El petróleo ya está en los 75 dólares ¿Qué está pasando en el oro negro?

Los precios del petróleo han subido hasta 75 dólares el barril por primera vez en cuatro años, un hecho, que dispara las alarmas de los inflacionistas por temor a una subida generalizada de los costes y en consecuencia, de los precios finales de las economías dependientes del petróleo.

La razón más sencilla de la subida de los precios del petróleo es que los mercados se han endurecido notablemente en los últimos 18 meses. Los inventarios de crudo que se habían acumulado durante la sobreabundancia de 2014-16 se han agotado en gran medida debido a la fuerte demanda impulsada por una economía global en auge y los recortes de suministro de la OPEP y Rusia.

La Agencia Internacional de la Energía dijo la semana pasada que la OPEP podría declarar pronto “misión cumplida” si se dirigiera a reducir los inventarios mundiales de petróleo en línea con el promedio de cinco años.

Algunos creen que esto subestima lo ajustado que está el mercado porque la demanda se ha disparado en más de 5 millones de barriles al día, o más del 5%, en los últimos tres años, y se espera que el consumo mundial de petróleo supere los 100 millones de barriles al día por primera vez a finales de este año. Esto significa que deberían exigirse inventarios más elevados para proporcionar el mismo número de días de cobertura a las refinerías de petróleo.

De modo que si los inventarios de petróleo vuelven a niveles cercanos a los normales, ¿buscarán la OPEP y Rusia poner fin a sus cortes de suministro, que han retirado al menos 1,8 millones de barriles diarios del mercado desde principios de 2017?

La mayoría de los operadores y analistas piensan que no. Si bien Rusia ha expresado una mayor preocupación por el impacto del petróleo de más de 70 dólares en el estímulo de suministros rivales como el fracking estadounidense, parece contento por ahora de seguir con la OPEP, cuyo líder de facto, Arabia Saudita, ha indicado que cree que hay más trabajo por hacer.

El mercado del petróleo siempre está atento a los riesgos de interrupciones del suministro que podrían alterar el delicado equilibrio entre la oferta y la demanda. Pero cuando los suministros ya son relativamente escasos, pueden adquirir una importancia excesiva.

El riesgo más inmediato es la posibilidad muy real de que Donald Trump, presidente de Estados Unidos, opte por retirarse del acuerdo nuclear con Irán y vuelva a imponer sanciones a sus exportaciones de petróleo. Tomará una decisión este mes y Emmanuel Macron, presidente de Francia, dijo la semana pasada que esperaba que Estados Unidos lo hiciera.

El conflicto entre el líder de la OPEP, Arabia Saudí, y los rebeldes Houthi en Yemen. Los Houthis, que cuentan con el apoyo de Irán, otro miembro de la OPEP  y principal rival de Arabia Saudita en la región, han intensificado los ataques contra la infraestructura petrolera de Arabia Saudita en lo que se considera un intento directo de perturbar la vida de su economía. 

En último lugar, el fracking estadounidense está superando las expectativas de crecimiento, y se espera que la producción total de los Estados Unidos aumente aproximadamente un 10%, o 1,4 millones de barriles diarios este año. Los productores están generando flujo de caja libre debido a los precios más altos. Pero hasta ahora no ha sido suficiente para descarrilar la recuperación, ya que el aumento de la producción ha sido absorbido en gran medida por el aumento de la demanda.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *