El buen desempeño de emergentes condicionado a las políticas laxas de los bancos centrales | Bolsa
Inicio / BoJ / El buen desempeño de emergentes condicionado a las políticas laxas de los bancos centrales

El buen desempeño de emergentes condicionado a las políticas laxas de los bancos centrales

Resultado de imagen de Emerging markets

La deuda de los 21 mercados desarrollados que combina hogares, gobiernos, empresas e instituciones financieras aumentó del equivalente a aproximadamente el 290% de su PIB combinado a finales del decenio de 1990, al 380% a finales de 2008. Desde entonces, se ha mantenido prácticamente inalterado.

Pero, desde la crisis, la deuda en los mercados emergentes ha aumentado vertiginosamente. En China, pasó del 171% del PIB a finales de 2008 al 295% a finales del pasado mes de septiembre. La deuda combinada de un grupo de 26 grandes mercados emergentes aumentó del 148% del PIB a finales de 2008 al 211% el pasado mes de septiembre.

El ritmo de crecimiento de la deuda es a menudo al menos tan significativo como su nivel general de señalización de problemas futuros. Sin embargo, el rápido aumento de la deuda de los mercados emergentes con el PIB durante la última década -más del 40% en los 26 países supervisados por el FMI y más del 70% en China-.

En su lugar, se ha centrado la atención en factores más positivos.

Las economías emergentes están creciendo más rápidamente que nunca desde la crisis: muchos analistas esperan que su PIB agregado aumente hasta un 5% este año, mucho más que en el mundo desarrollado. Las causas de la inestabilidad en el pasado, como los grandes déficit por cuenta corriente, se han eliminado en gran medida. Las acciones de los mercados emergentes han tenido un buen desempeño en los últimos dos años, pero siguen teniendo un precio atractivo en comparación con las de los mercados desarrollados.

Para el próximo año, las perspectivas de consenso para los mercados financieros siguen siendo optimistas, en medio de la creencia de que los inversores tomarán la normalización gradual de la política monetaria estadounidense a su paso y, lo que es crucial, que el dólar estadounidense continuará debilitándose a pesar del aumento de los tipos de interés estadounidenses. Dado que el Banco de Japón y el Banco Central Europeo aún no se han unido a la Reserva Federal para comenzar a estrechar su política monetaria, las condiciones monetarias mundiales siguen siendo laxas, lo que significa que es probable que los mercados emergentes sigan siendo un lugar popular para invertir.

Sin embargo, la cantidad de deuda emitida en moneda extranjera, aunque ha disminuido como porcentaje del total, ha seguido aumentando en relación con el PIB de los mercados emergentes y ahora se sitúa en torno al 30%. Muchos prestatarios están expuestos al peligro de tener que pagar la deuda en moneda extranjera a partir de los ingresos en monedas locales débiles, si el dólar estadounidense se fortalece.

Los inversores tampoco deberían mostrarse complacientes ante el aumento de la deuda en moneda local, que ahora representa el 181% del PIB entre los prestatarios emergentes. Los gobiernos a menudo reestructuran o incumplen deudas externas en niveles sorprendentemente bajos debido a sus grandes niveles de deuda interna, a menudo invisibles y por lo tanto no considerados en los cálculos de los prestamistas.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *