Inicio / Psicología / El anclaje y su importancia como sesgo psicológico para el inversor

El anclaje y su importancia como sesgo psicológico para el inversor

Resultado de imagen de psychologicalEl sesgo psicológico denominado como anclaje es el uso de la información que carece de relevancia alguna como referencia para evaluar un valor o bien una información desconocida. Si nos centramos en el contexto de la inversión, una de las consecuencias es que los participantes del mercado con un sesgo de anclaje tienden a mantener las inversiones que han perdido valor debido a que han anclado su estimación del valor del mercado para el precio original en lugar de a los fundamentos de la inversión.

El anclaje es un sesgo de comportamiento en el que el uso de un punto de referencia psicológico o la regla empírica que tiene un peso alto en el proceso de toma de decisiones de un participante del mercado. El concepto es parte del campo de las finanzas del comportamiento, que estudia cómo las emociones y otros factores externos, en lugar de teorías y análisis racionales, influyen en las decisiones económicas.

Los precios históricos, como los precios de adquisición de un valor o bien los máximos históricos, tienden a ser ‘anclas’ importantes para el inversor ya que tienden a ser una referencia psicológica contundente. Esto es válido para lograr el principal objetivo del inversor, conseguir una mayor rentabilidad de sus recursos.

Si nos centramos en España, un país que ha canalizado su ahorro en el ladrillo, uno de los anclajes favoritos era que la vivienda ‘siempre subía’ y que constituía un ‘valor seguro’. La sobrevaloración de la propiedad inmobiliaria era clara en los años de la burbuja, de hecho, métricas tan relevantes como la rentabilidad bruta por alquiler, llegaron a situarse por debajo del 3%, unos niveles absolutamente ridículos. A pesar de ello, el anclaje de muchos inversores que confiaban a ciegas en esta clase de activos, les llevó a hacer una inversión inadecuada con el uso de apalancamiento. Desde su máximo histórico en abril de 2007, el precio medio de la vivienda de segunda mano en España ha acumulado una caída de 44,9%.

Resultado de imagen de rentabilidad alquiler

Las anclas, como los valores históricos absolutos y valores necesarios para lograr un objetivo, no son útiles, y los participantes del mercado deben descartarlas por completo. No obstante, otros anclajes pueden ser útiles como mantener una cartera diversificada en tiempos de elevada incertidumbre inherente a un entorno de sobrecarga de información. Una vez más, la conciencia es importante para la detección, pero la conciencia por sí sola es insuficiente. Los participantes del mercado pueden contrarrestar el sesgo mediante la identificación de los factores detrás del ancla y la sustitución de suposiciones con datos cuantificables.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *