Inicio / Inversión / Brasil, el emergente en emergencia

Brasil, el emergente en emergencia

Las economías emergentes están de capa caída, y en este entorno uno de los países que se está viendo más perjudicado ante el shock es Brasil derivado por factores externos como el menor crecimiento de China y las fuertes caídas de los precios de las materias primas, la apreciación del dólar, han propiciado la devaluación de las principales divisas emergentes ente las cuales se encuentra el Real Brasileño. Asimismo, Brasil tiene ciertas peculiaridades que debilitan aún más su posición, como el grave deterioro de los indicadores fiscales y un riesgo político marcado duramente por la corrupción del país.

A día de hoy Brasil ya se encuentra en recesión debido a que los dos trimestres anteriores reflejaron tasas de crecimiento negativas. En el primer trimestre del año la economía había caído un 0,7% y en el segundo trimestre un 1,9%.  El gobierno anunció en agosto que la economía, el séptimo más grande del mundo, que la contracción podría extenderse hasta el año 2016, convirtiéndose en la recesión más larga desde 1931. En esta recesión existen datos verdaderamente preocupantes. El primero es que la inversión se ha desplomado un 8,1%, en especial el sector de la construcción que atraviesa su peor momento desde 1996. El real brasileño está en plena devaluación y en estos últimos doce meses se ha depreciado un 41% frente al dólar. La economía brasileña se encuentra excesivamente recalentada y la evolución del IPC ha crecido notoriamente durante este año y ahora se encuentra en el 9,53%.

Una de las debilidades más claras de la economía brasileña es cómo los diferentes agentes económicos en brasil se han endeudado externamente con dólares. Pare entender ésto hay que mencionar los diferentes programas de flexibización cuantitativa elaborados por la Reserva Federal que han proporcionado una enorme liquidez. ¿Cuál es el problema? En ese momento en dólar se estaba devaluando y esa gran liquidez permitía que las empresas y gobierno se endeudaran pagando menores intereses. Ahora el escenario ha cambiado, el real brasileño se está depreciado frente el dólar.

rz6

La calificación del bono brasileño ya están en la categoría de bonos basura, perdiendo el grado de inversión que ostentaba desde abril de 2008. Por ahora, sólo la agencia de rating S&P se decidió, a principio del mes de septiembre, reducir la calificación de Brasil a BB +, la más alta calificación de basura, desde BBB-. A pesar de que la mayor parte del impacto negativo de perder el grado de inversión es generalmente anticipados por financiera mercados, la rebaja genera efectos negativos para el país, entre otras razones, por su exclusión de los índices de grado de inversión.

El Gobierno de Brasil comentó en agosto que preveía un déficit fiscal en 2016 de 30,5 millones de reales que es aproximadamente el 0,5% de su PIB. Estos datos se comparan con un superávit objetivo de 2% a principios de este año y un objetivo revisado del 0,7% anunciado en julio. La deuda pública del país como porcentaje de su economía subió a 65% en julio, desde el 51% al final de 2011. Ante este escenario, se ha puesto en marcha un paquete de austeridad de 17.000 millones de dólares para tratar de impulsar su economía.

Sobre la corrupción del país, han salido a la luz las relaciones clientelares alrededor de la empresa Petrobas, la mayor empresa de Brasil. Según las cuentas de la propia petrolera, la red de corrupción enquistada en la empresa desvió en los últimos 10 años cerca de 2.000 millones de dólares. En este caso se investigan las constructoras más importantes del país, exdirectores de la petrolera y medio centenar de políticos, que en su mayoría pertenecen a la coalición que respalda al gobierno. De hecho, el extesorero del partido gobernante de Brasil fue condenado a 15 años de prisión por participar con “sofisticación” en la corrupción que defraudó a Petrobras.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *