Inicio / Indicadores / Todo lo que debes saber acerca el ROE

Todo lo que debes saber acerca el ROE

El ROE (Return on Equity) o rentabilidad financiera es un ratio que mide el beneficio neto generado con relación a la inversión de los propietarios de la empresa, el Patrimonio Neto. A diferencia de otros retorno de coeficientes sobre la inversión, el ROE mide la rentabilidad desde el punto de vista ,no de la empresa, sino del inversor y deberá ser una compensación suficiente al riesgo que asumen. Este ratio es una medida de la rentabilidad muy empleada por combinar los beneficios con el capital invertido por los accionistas. La fórmula utilizada para calcular el ROE es:

ROE =  _     beneficio neto___
           patrimonio neto medio

Las expectativas de los accionistas suelen estar representadas por el denominado “coste de oportunidad”, que indica la rentabilidad que dejan de percibir los accionistas por no invertir en otras alternativas financieras de riesgo similar.

Se pueden hacer las varias críticas al ROE, ya que parte de los beneficios que son una cifra manipulable por la empresa. Asimismo, los inversores deben ser conscientes de que una cantidad desproporcionada de la deuda en la estructura de financiera de una empresa se ​​traduciría en una base de capital más pequeño por lo que una pequeña cantidad de beneficios netos (el numerador) aún podría producir un alto ROE de una base de capital modesto (el denominador). También, el Patrimonio Neto está a menudo a precios históricos. Y por último, la rentabilidad del accionista puede venir por otras variables, como, por ejemplo, un aumento de cotización del precio de las acciones, o bien por el reparto de dividendos.

¿Cómo debemos interpretar el ROE?

En principio, cuanto más elevado sea el ROE de una compañía, mejor para sus accionistas, porque ello implica que la compañía ha sabido sacado provecho de las inversiones que han puesto sobre la mesa los accionistas.

Para analizar el ROE, lo más conveniente es compararla con las de empresas que pertenezcan al sector de la compañía analizada, decantandonos por aquellas empresas que presenten mayores ROE. Existen determinadas empresas en las que se tarda mucho tiempo en generar beneficios, porque son muy intensivas en el capital. Las ampliaciones de capital, utilizadas por muchas sociedades en épocas de crisis como la actual, son una de las operaciones financieras que afectan directamente en el ROE de una empresa ya que amplían el denominador. Por ejemplo, si los beneficios de una sociedad apenas varían interanualmente, pero, al mismo tiempo, aumentan los fondos propios como efecto de una ampliación de capital, la rentabilidad financiera de la empresa caerá.

En general, los analistas financieros consideran que el retorno de los ratios de capital en el rango de 15 a 20% como la representación de los niveles de calidad de inversión atractivas  porque están vinculadas a empresas de alto crecimiento.

Noticias de idealista.com:

Un comentario

  1. Josep Ribera Codina

    Buenos días,
    Cómo se dice en el artículo cuando mayor sea el ROE mejor para los accionistas, así pues deduzco que en el reparto de dividendos de una empresa, es deseable que el ROE augmente y tenga liquidez para pagarlos. ¿estoy en lo cierto?

    Muchas gracias de antemano
    Josep

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *