Inicio / Bancos Centrales / ¿Qué Bancos Centrales han llevado sus tipos de interés por debajo de cero?

¿Qué Bancos Centrales han llevado sus tipos de interés por debajo de cero?

Muchos podríamos pensar que los intereses que controla un Banco Central no pueden situarse por debajo del nivel cero ¿Quién estaría dispuesto a prestar por debajo de ese nivel? En ese límite se encontraría por ejemplo Japón, sumergido en plena trampa de liquidez, que fijó en 2011 una política de tipo de interés cero y aún así la economía japonesa ha experimentado una serie de trimestres con crecimiento negativo del PIB, el más reciente fue de 0,3% en el segundo trimestre de 2015.

Pero lo cierto es que una autoridad monetaria sí puede bajar los tipos de interés por debajo del nivel cero. La teoría económica que está detrás de este supuesto es que en los periodos de deflación las familias y empresas acaparan el dinero en vez de destinarlo al gasto y la inversión. El resultado es una caída de la demanda que conduce a la caída de los precios aún más lejos, una ralentización o paralización de la producción y un aumento del desempleo. Es por ello que teóricamente si se reducen los tipos por debajo de cero impulsaría la demanda de préstamos para proyectos de inversión y se aumentaría el gasto.

Este tipo de políticas monetarias por debajo de cero la están llevando a cabo tres países: Suecia, Dinamarca y Suiza. En estos países la inflación está prácticamente anulada. En Suecia el IPC se encuentra en 0,1%, en Dinamarca en 0,2% y  en Suiza en -1,3%. Hay que incidir que tal y como repasamos en el artículo “La buena y la mala deflación” , en la actualidad nos encontramos en un contexto de buena deflación liderada por la bajada del precio del crudo, por lo tanto positiva para las economías, exceptuando a los países productores de petróleo. Es por ello que los intereses de estos Bancos Centrales van más allá de la teoría económica y persiguen que sus respectivos gobiernos puedan acudir al mercado pagando intereses negativos como mostraremos a continuación y también devaluar la divisa para mejorar la balanza comercial. Para ello, también se han ayudado de programas de flexibilización cuantitativa para alterar la parte larga de la curva de tipos.

Los tipos de interés de Suecia traspasaron el nivel 0% en febrero de 2015, al mismo tiempo que lanzó su particular quantitative easing y luego siguieron disminuyendo de manera constante hacia el actual nivel en -0,35%. La conclusión de esta política monetaria es que los bonos suecos hasta cotizan con rentabilidades negativas hasta dos años.

Por otro lado, Dinamarca ha llevado los tipos de interés hasta el -0.75% desde marzo de 2015. Para observar el contraste con el pasado, los tipos llegaron a situarse por encima del 5% en 2009 y desde entonces han disminuido en relación con el presupuesto del gobierno danés, que también se ha reducido desde el año 2009. Además, ha llevado a cabo un QE particular ya que en vez de hacer caer las rentabilidades de los bonos aumentando la demanda, se ha disminuido la oferta de nuevos bonos para animar a los inversores a adquirir los ya existentes con vencimientos a largo plazo, lo que a su vez reduciría el coste de financiación. Con esta política, los bonos de hasta dos años cotizan con rentabilidades en terreno negativo.

Para finalizar, al inicio de 2015 Suiza llevó a los tipos de interés hasta el nivel -0,75%. Antes de la caída, los tipos de interés se habían mantenido estables en el nivel 0% desde el tercer trimestre de 2011. Al mismo tiempo, viendo que el QE europeo se acercaba, el Banco Nacional de Suiza decidió dejar de defender su tipo de cambio, que hasta la fecha establecía un tipo de cambio mínimo de 1,20 francos suizos por euro. Suiza ha conseguido un hito en la historia de las finanzas y es ser capaz de emitir deuda a diez años a intereses negativos. En concreto en abril de 2015, vimos que la subasta de bonos a diez años suizos se colocaron a un interés del -0,055%.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *