Inicio / Inversión / Peculiaridades de los mercados de materias primas

Peculiaridades de los mercados de materias primas

CNy_5O7WEAAOKfxLas materias primas son activos no financieros, originalmente hace referencia a recursos naturales sin elaborar o en forma semielaborada con características homogéneas por unidad de medida. Dieron lugar a los primeros mercados sobre los que se desarrolló el comercio como actividad humana. Actualmente se consideran materias primas artículos más elaborados (microchips) o incluso intangibles (fletes, electricidad). Las commodities se clasifican como agrícolas (granos, softs, cárnicos), como metales básicos (cobre, aluminio, zinc…), metales preciosos (oro, plata, platino y paladio), energéticos (petróleo, derivados, gas y electricidad).

El valor de las materias primas no se obtiene por la actualización al presente de la previsión de los flujos de caja sino que los precios al contado de las commodities son el resultado de la actuación de la oferta y la demanda en el mercado. La demanda de materias primas tiende a ser inelástica a los precios, aunque existe el evidente riesgo de sustitución. Por el lado de la oferta se incluye la producción y las existencias. En el caso del petróleo, las reservas en el subsuelo tienen un papel fundamental en la formación de precios a largo plazo y también el proceso de producción ya que el fracking ha revolucionado el lado de la oferta, con una gran repercusión en una bajada generalizada del precio del crudo.

Los principales mercados de futuros organizados en los que cotizan las materias primas son el ICE, NYMEX, CBOT, LME. En éstos encontraremos contratos estándar con plazo, tamaño del contrato y una menor flexibilidad para el cliente. En la que la liquidez está algo más limitada en los plazos más cortos. Asimismo, no existe riesgo de contrapartida porque al tratarse de mercados organizados todas las posiciones abiertas lo son contra la cámara de compensación. Además un dato importante, es que normalmente en los contratos existe una entrega física del subyacente en la mayoría de los casos, lo que puede ser un dolor de cabeza si uno no cierra su posición antes del vencimiento, si está especulando con commodities.

Por otra parte, tenemos también a nuestra disposición el mercado over-the-counter en sus siglas OTC, que es un mercado no organizado en el que los contratos son más  a medida, se obtiene una mayor flexibilidad en cuanto a plazos, liquidaciones y divisa de cotización. También obtenemos liquidez en plazos más largos pero existe el riesgo de contrapartida, al no tener una cámara de compensación.

En los mercados de futuros, los productores se cubren a largo plazo. Buscan asegurar un precio de venta, que compense sus costes de producción y les permita seguir produciendo. Están dispuestos a pagar un coste como “seguro” de que van a poder vender su producción con beneficio en el futuro y cubrir sus elevados costes fijos a largo plazo. Esta es una de las razones por la que a pesar de la caída del precio del petróleo, muchos productores de crudo siguen en pleno funcionamiento ya que se aseguraron vender su producción entorno a 100 dólares por barril. Por el lado de los compradores no necesitan, por lo general, cubrirse en el largo plazo sino asegurarse el abastecimiento en el corto plazo ya que la demanda suele ser bastante inelástica al precio. En muchas instalaciones industriales el coste de parar y volver a arrancar es mucho más alto que el sobreprecio que se paga por el encarecimiento de las materias primas.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *