Inicio / Bolsa Estados Unidos / Los últimos tres batacazos bursátiles que empezaron con simples correcciones

Los últimos tres batacazos bursátiles que empezaron con simples correcciones

Hemos vivido un mes de agosto de infarto y septiembre está siendo agitado, no obstante, estamos viendo como por ejemplo el S&P500 se está alejando de los mínimos de finales de agosto situados en los 1.867 puntos, hasta alcanzar los 1.961 puntos, por su parte el EuroStoxx50 firmó unos mínimos en agosto en los 3.073 puntos, mientras que la actualidad cotiza en los 3.214 puntos. Partiendo de la lógica sobre que hay que incorporarse a una tendencia cuando ésta corrige para aprovechar un nuevo impulso alcista, muchos podríamos concluir que ha llegado el momento de comprar. Sin embargo hoy repasaremos con ayuda del S&P500 tres de los grandes batacazos bursátiles que empezaron con una simple corrección entre el 10% y el 15%.

El primer gráfico es del año 1987, podemos ver como el S&P500 inició en septiembre de ese año una corrección, pero en ese mismo mes se formó en doble suelo alrededor de los 310 puntos y ya entrados en el mes de octubre, el selectivo se elevo superando los máximos del mes previo hasta los 328 puntos. Ante ese escenario muchos pensaron… A comprar! Pues bien para aquellos que se posicionaron como compradores, el gráfico de abajo muestra los resultados…. Todo el mundo empezó a vender al mismo tiempo, lo que generó un crash bursátil que le llevó a perder un 29,6% desde los máximos del mes de agosto.

1987 de la caída

Sin duda la gran burbuja ha sido la burbuja punto.com que se fraguó en la década de los 90 y la exuberancia irracional le llevó en 153 meses a subir un 816% hasta tocar máximos históricos en la primavera de el año 2000. En primera instancia vino una corrección de un 11%, pero ya a finales del verano el selectivo estadounidense ya se había recuperado y alcanzó los 1520 puntos… ¿Qué pasó después? Los inversores empezaron a soltar papel en el mercado lo que llevó a las cotizaciones a iniciar una tendencia bajista de 25 meses de duración y dejando unas pérdidas en los bolsillos de los inversores del 44,7% desde los máximos del año 2000.

2000 de la caída

Finalmente, el pánico de 2007, que se desarrolló en el punto máximo de ebullición de la burbuja subprimes. En ese mismo año se produjeron dos grandes caídas en el S&P500, la primera fue de un 10% pero seguidamente subió un 11% estableciendo máximos históricos en los 1.565 puntos y seguidamente en los meses de octubre y noviembre, el selectivo empezó a caer de un modo similar a la fase anterior, lo que fue aprovechado por muchos para establecer posiciones compradores. Las “correcciones” fueron más allá en los tres primeros meses de 2008 cuando el S&P perdió un 19% pero en los siguientes meses parecía que se estaba recuperando ya que las bolsas se estaban alejando de mínimos. En mayo de 2008 el S&P500 incluso se alcanzaron los 1.426 puntos con tan sólo un diferencial de un 10% desde los máximos históricos… En ese momento, que para muchos fue interpretado como un excelente momento para comprar, de buscar la tendencia alcista, en ese momento las ventas entraron en juego y seguidamente se gestó un pánico bursátil, con la caída de Lehman Brothers que lastró al S&P500 a caer un 50,9% durante 19 meses desde sus máximos históricos.

Accidente de 2007

Estos son simplemente escenarios que ya han ocurrido en la historia y que dieron un duro revés a las expectativas alcistas de muchos inversores que creyeron en primer lugar que “lo peor ya había pasado”, pero en realidad “lo peor estaba aún por llegar”.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *