Inicio / Burbujas / Los grandes riesgos de China: Yuan, deuda y vivienda

Los grandes riesgos de China: Yuan, deuda y vivienda

Durante los últimos 20 años, el yuan se ha estado apreciando en relación con casi todas las otras divisas principales, incluyendo al dólar estadounidense. En esencia, la política de China ha permitido que el mercado para determinar la dirección del movimiento del yuan al tiempo que restringe la velocidad a la que se aprecia. Pero, como la economía de China se ha desacelerado significativamente en el último número de años, mientras que la economía de Estados Unidos ha hecho relativamente mejor, un continuo aumento en el valor del yuan ya no se alinea con los fundamentos del mercado. El dilema para China en este 2016 es si mantener un yuan fuerte para ser divisa referente en Asia (factor político) o bien seguir la vía de la devaluación par ajustarse a sus socios comerciales (factor económico).

La sobreexposición al dólar estadounidense ha contribuido a la salida de los flujos de capitales en China. Bloomberg estima que 500.000 millones de dólares salieron de China desde septiembre 2015 hasta diciembre de 2015.

La deuda y la inversión han sido los catalizadores más importantes de la economía china en los últimos años, de hecho la deuda privada supone el 207 del PIB chino. Los dirigentes chinos saben que el crecimiento futuro no puede depender de la deuda y la inversión por sí sola, y medidas de gasto no va a ser una parte del plan para impulsar la economía.

dajoi-vague-private-debt-to-gdp

Sobre la deuda hay tres grandes riesgos: Alrededor de la mitad de la deuda de los hogares, empresas no financieras y del gobierno está directa o indirectamente relacionado con bienes raíces. El rápido crecimiento de los préstamos de los gobiernos locales, muchos de los cuales puede que no sea capaz de pagar. Y finalmente, alrededor de un tercio de la deuda total en circulación en China es proporcionada por un sistema bancario en la sombra altamente opaco, compuesto por diversas formas de financiación no bancaria.

Un exceso de vivienda ha contribuido a las presiones deflacionarias en China, y los líderes de planifican reducir la oferta de viviendas en 2016. El mayor impulsor de este crecimiento ha sido el endeudamiento de las sociedades no financieras, incluidos los promotores inmobiliarios. Al 125% del PIB, China tiene ahora uno de los niveles de deuda privada más altos del mundo.Un dólar fuerte en 2016 se sumará a la presión deflacionaria en China. En principio la estimación del crecimiento de China sería del 6,5%. El estancamiento de las tasas de crecimiento pueden desencadenar la deflación y el yuan podría no ganar suficiente fuerza en el 2016 para evitar la deflación.

Finalmente, desde el primer trimestre de 2015 al tercer trimestre de 2015 los impagos han aumentado un 43%. A partir del primer trimestre de 2014 al tercer trimestre de 2015, aumentaron en un 73%. Muchas empresas están operando a pérdidas en el sector industrial. El sistema bancario de China está sobreexpuesta al sector empresarial. La disminución de los costes para los empresarios es parte del plan de China 2016. Un fortalecimiento del dólar estadounidense dificulta los pagos de los préstamos en divisa estadounidense y a este factor hay que añadir el intenso apalancamiento de los últimos años.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *