Inicio / Inversión / Los fondos inmobiliarios británicos sufren en pánico del Brexit

Los fondos inmobiliarios británicos sufren en pánico del Brexit

Cmzd7ZQWgAA8qG2En las portadas de los diferentes medios de comunicación, está apareciendo el término corralito, referido a los diferentes fondos inmobiliarios del Reino Unido que han detenido los reembolsos de sus inversores ante la falta de liquidez de éstos. A día de hoy, ya son siete los fondos inmobiliarios que han impuesto estas limitaciones. Esto se debe a que el escenario desencadenado por el Brexit ha llevado a los inversores y posiciones en los fondos inmobiliarios.

Por el momento, los fondos que han sido bloqueados ascienden a un total de 14.000 millones de libras, muy cerca de la mitad de los 25.000 millones de libras que tienen en activos los fondos inmobiliarios del Reino Unido. Sin embargo, el término corralito que se está utilizando está pecando de llamativo y se debe entender que cuando un inversor adquiere fondos inmobiliarios, está aceptando el riesgo de la naturaleza de los propios activos inmobiliarios, por lo que consecuentemente las retiradas de dinero se adecuaran a la liquidez del activo, en este caso se trata de activos altamente ilíquidos.

Henderson , Columbia Threadneedle y Canada Life suspendiero la negociación el miércoles después de ser reclamados por los inversores que intentan sacar su dinero en efectivo. Los tres hicieron sus anuncios después de Standard Life, Aviva y Prudential de M & G prohibieran a los inversores la retirada su dinero en efectivo a principios de semana.

Si nos ponemos en antecedentes, esta situación no es nueva. Durante la crisis financiera de 2007 y 2008, los fondos inmobiliarios se vieron obligados a congelar las operaciones después de las retiradas aumentaron, lo que contribuye a una caída del mercado inmobiliario que vieron valores en más del 40% desde su pico en el Reino Unido. Los inversores huyeron de los fondos inmobiliarios alemanes , así, obligando al cierre de los reembolsos en 12 fondos.

No hay que olvidar que Londres viene inmerso en su particular burbuja inmobiliaria. Como repasamos el artículo “Londres lleva al límite su burbuja inmobiliaria”,  los precios medios de vivienda reales han aumentado en casi un 40% desde principios de 2013, compensando con creces todas las pérdidas provocadas por la crisis financiera. También, otro dato interesante es que un trabajador del sector servicios especializados necesita aproximadamente 14 años de su sueldo integro para poder comprar una vivienda de 60 metros cuadrados, el gasto de comprar un piso es comparable a alquilarlo durante 30 años.

La burbuja ha alcanzado tales niveles que el precio de las casas de Londres, en términos reales, son un 6% por encima de su máximo anterior en el pico de la burbuja de 2007, a pesar de que los precios en todo el país después de estallar la burbuja inmobiliaria en 2008 disminuyeron en un 18%.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *