Inicio / Indicadores / Las cinco teorías más raras para predecir la evolución de la economía

Las cinco teorías más raras para predecir la evolución de la economía

Normalmente los economistas evalúan el estado de la economía mediante indicadores solventes como pueden ser la evolución del Producto Interior Bruto (PIB), los datos de empleo, el crecimiento de la oferta monetaria, etc. No obstante, hoy dejaremos atrás estos indicadores para centrarnos en las cinco teorías más raras para evaluar el estado de la economía, todas ellas vinculados a los hábitos del comportamiento humano tanto en tiempos de expansión económica como en recesión económica.

1 – La teoría del largo de la falda

La idea de la teoría del largo de la falda es que las longitudes de la falda son un medidor válido para estimar la dirección del mercado de valores. De acuerdo con la teoría, si las faldas son cortas, significa que los mercados están subiendo y si las faldas son largas, significa que los mercados están bajando.

La idea detrás de esta teoría es que las faldas más cortas tienden a aparecer en momentos en que la confianza del consumidor en general y el entusiasmo es alto, lo que significa que los mercados son alcistas. Por el contrario, la teoría describe que las faldas largas se usan más en tiempos de miedo y tristeza en general, lo que indicaría un mercado bajista.

2 – La teoría del lápiz de labios

La teoría se basa en el escenario de que un consumidor es partidario en adquirir productos menos costosos, tales como lápiz de labios, cuando siente menos confianza en el futuro. Por lo tanto, las ventas de barras de labios tienden a aumentar en tiempos de incertidumbre económica o una recesión. También se conoce a está teoría como el “efecto barra de labios.”

Este término fue acuñado por Leonard Lauder (presidente de Estee Lauder), quienes encontraron que durante tiempos económicos difíciles, sus ventas de lápiz de labios se incrementaron sustancialmente. El indicador ha sido una señal bastante fiable de las actitudes de los consumidores en los últimos años. Por ejemplo, en los meses posteriores a los ataques terroristas del 11 de septiembre, las ventas de lápiz labial se duplicaron.

3 – La teoría de ropa interior masculina

La teoría de ropa interior masculina supone que los hombres ven la ropa interior como una necesidad (no es un artículo de lujo), por lo que las ventas de este producto debe ser constante, exceptuando los periodos de crisis económicas graves, cuando los hombres van a dilatar más el tiempo para comprar ropa interior nueva. El notable descenso en las ventas de ropa interior se dice que reflejan el mal estado general de la economía. Por el contrario, cuando las ventas de ropa interior recogen, la economía se considera estar mejorando.

4 – La teoría de la camarera caliente

En base a la teoría de la camarera caliente podemos observar el estado de la economía mediante la medición de la cantidad de personas atractivas que trabajan como camareros/as. Según la teoría, se supone que las personas atractivas no suelen tener problemas para encontrar empleos bien remunerados durante los buenos tiempos económicos. Durante pobres tiempos económicos, estos puestos de trabajo serán más difíciles de encontrar y, por tanto, las personas más atractivas se verán obligados a trabajar en empleos más precarios y peor pagados, como son los camareros/as.

La teoría económica tradicional sostiene que el empleo tiende a ser un indicador rezagado de la recuperación económica. Sin embargo, el índice económico camarera caliente podría ser un indicador coincidente o incluso un indicador adelantado de la recuperación económica porque las personas atractivas pueden ser el primer grupo de personas para encontrar empleos mejor remunerados, cuando la grave situación economica empieza a dar la vuelta.

5 – La teoría de las aspirinas

Una teoría de mercado que establece que los precios de las acciones y la producción de las aspirinas están inversamente relacionados. En principio este sería un indicador retrasado y en realidad no se ha probado formalmente, por lo que casi es más una hipótesis humorística que una teoría. En principio como los precios de las acciones caen, cada vez más personas necesitan analgésicos para pasar el día.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *