Inicio / Acciones / La fortaleza del dólar, la salida de capitales y la oportunidad para Europa

La fortaleza del dólar, la salida de capitales y la oportunidad para Europa

7493-fuga-de-capitales-y-el-despiste-del-indec-500x300A medida que la economía de Estados Unidos mejora y se considera estabilizada la crisis financiera de 2008, y han desaparecido los quantitative easing del horizonte, el dólar de Estados Unidos se aprecia. Los buenos datos de empleo y las expectativas de la subida de tipos de interés de manera inmediata han impulsado al dólar, que a día de hoy el dólar se cambia por 0,91188 euros. Fuera de Estados Unidos, los inversores de todo el mundo se están preparando y se mantienen con la expectativa de que el dólar se apreciará aún más. Para el estadounidense medio, se asocia a que las importaciones estadounidenses se volverán más baratas mientras que las exportaciones serán más caros. Sin embargo, un dólar fuerte de Estados Unidos puede tener efectos generalizados en sus inversiones extranjeras en los mercados financieros por la salida de capitales.

Cuando el dólar se aprecia, aumenta la salida de capitales de empresas estadounidenses motivados a invertir en el extranjero. Ésto supone que la posibilidad de llevar a cabo la compra de una entidad extranjera más asequible con un dólar más fuerte, por lo que se abre la posibilidad de invertir las operaciones corporativas y minimizar la carga fiscal de una empresa en Estados Unidos.

Con este mundo globalizado financieramente y como eje económico central el dólar, los efectos de un dólar más fuerte puede tener un impacto inmediato en los mercados financieros. A medida que el dólar se aprecia, se traduce en un aumento de los costes de producción para las multinacionales estadounidenses y en consecuencia afecta a los beneficios de sus empresas. Asimismo, las empresas que operan en el extranjero se pagan en moneda extranjera y cuando ese ingreso es repatriado esto significa beneficios valdrán menos. Esto en sí mismo reduce el valor de los beneficios empresariales y los márgenes de las operaciones en el extranjero y al final del día reduce precios de las acciones.

También debemos considerar que el dólar fuerte no sólo tenderá al capital estadounidense a buscar oportunidades de inversión fuera, sino que ante el alza del dólar y muchos emergentes endeudados en dólares, también nos encontramos simultáneamente ante una salida de capitales de estos países. De hecho, el Instituto Internacional de Finanzas (IIF) mencionó que la salida de capitales de los países emergentes este año superará el flujo de ingresos por primera vez desde 1988.

Los europeos, con un euro debilitado, un dólar fuerte y la salida de capitales de emergentes, nos encontramos con viento de cola para tratar de atraer capital estadounidense e intentar prescindir del sobreendeudamiento al que nos hemos expuesto en la etapa pasada. Asimismo, ante las nuevas regulaciones bancarias la banca ha estado mejorando sus ratios de capitalización y ha reducido el crédito a las empresas. Por lo tanto como elemento sustitutivo de la banca y aprovechando el contexto mencionado, los fondos de capital riesgo se ven como una oportunidad hoy por hoy para muchas empresas europeas. En este entorno con cierta dosis de volatilidad es la oportunidad para atraer capital y llevar a cabo proyectos empresariales que fidelicen la aportación de valor a nuestra economía en el largo plazo.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *